El Arsenal protagonizó el final del mercado de fichajes por dos circunstancias. Antes de hacerse con los servicios de Thomas Partey, el ya exjugador del Atlético de Madrid por el que pagaron su cláusula de 50 millones de euros, echaron a Gunnersaurus, la ya mítica mascota del club inglés. La entidad decidió prescindir de sus servicios tras años y años animando desde el césped del Emirates Stadium dentro del paquete de medidas económicas contra la crisis de la Covid-19.

Noticias relacionadas

Tras la pandemia, el Arsenal decidió despedir a 55 personas a pesar de los recortes salariales que aceptó la plantilla que renunciaron al 12,5 por ciento de su sueldo. De hecho, varios jugadores se mostraron muy enfadados y decepcionados con el club porque consideraban que dichos recortes servirían para ayudar a salvar puestos de trabajo.

Ahora el afectado por los recortes ha sido Gunnersaurus, que llevaba 27 años siendo la mascota del equipo. Vivió el cambio de Highbury al Emirates, además de muchos años de éxitos durante la etapa de Arsène Wenger al frente. Jerry Quy es el hombre detrás de la mascota y ha recibido todo tipo de apoyos desde la afición que también ha criticado la gestión del club por esta polémica salida que implica que un trabajador más de la entidad se va al paro.

Entonces ha reaccionado Mesut Ozil. El jugador que más cobra de la plantilla del Arsenal ha anunciado a través de su cuenta de Twitter que se ofrece para pagar el sueldo de Jerry para que continue siendo la mascota del club. "Estaba muy triste porque Jerry Quy, también conocido como nuestra famosa y leal mascota Gunnersaurus y parte integral de nuestro club, fue despedido después de 27 años. Por eso, me ofrezco a hacerme cargo del salario completo de nuestro grandullón verde mientras yo sea jugador del Arsenal", escribó el alemán.

El crowdfounding para rescatar a Gunnersaurus

También los aficionados han querido demostrar su cariño hacia esta persona abriendo un crowdfunding para tratar de conseguir que la mascota del Arsenal pueda seguir un año más vistiendo la camiseta del equipo londinense sobre el terreno de juego, a pesar de que aún no pueda haber aficionados en las gradas. La colecta ya va por más de 7.000 libras de las 70.000 que se han propuesto como objetivo.

Todo esto ha llegado después de que el club decidiera el fichaje de Thomas por una gran cantidad de dinero, además de la llegada de Willian, con un salario por encima de más de 100.000 libras a la semana. Es por lo que los aficionados londinenses se han mostrado tan molestos ya que el club ha prescindido de personas que se quedan en una situación precaria solo para conseguir nuevos jugadores con grandes costes.

El Sevilla se mofó de la situación y en su cuenta de Twitter en inglés anunció, entre el revuelo de las salidas y de las llegadas que consiguió en el último día de mercado, la llegada de Gunnersaurus a la capital hispalense. Dentro del gran número de contrataciones y de operaciones que hizo el equipo del barrio de Nervión, algunos cuadraron hasta la operación de la mascota.

Este verano también se produjo la salida traumática de Francis Cagigao, el cazatalentos mundial que consiguió las incorporaciones de Cesc Fàbregas, Héctor Bellerín y, la más reciente, la de Gabriel Martinelli. Tras 24 años en el club, abandonó la nave londinense junto a Peter Clark, jefe de scouting del Reino Unido, y Brian McDermott, otro especialista en reclutamiento.

[Más información: Así fue el cierre del mercado: locura europea, Monchi hace de las suyas y el Barça, el perdedor]