Muchos aficionados al fútbol en España todavía recordarán al 'Spanish Wigan' que tanto llamó la atención en la Premier League hace ya una década. Un equipo dirigido por el ahora seleccionador belga Roberto Mártínez. Un entrenador español con un puñado de jugadores españoles a sus órdenes. Era el momento de mayor esplendor del fútbol de nuestro país y el Wigan lo representaba mejor que nadie en Inglaterra.

Noticias relacionadas

La realidad del Wigan Athletic, nombre completo de este equipo de la localidad que está entre Liverpool y Mánchester, es bien distinta en la actualidad. La marcha de Roberto Martínez ocurrió tras el mayor logro de la historia del club, la FA Cup que se ganó en 2013 al Manchester City, y el descenso a la Championship -segunda inglesa- esa misma temporada. 'Bob' se fue al Everton y el Wigan no ha vuelto a estar entre los grandes.

Desde 2013 ha estado yendo y viniendo entre la Championship y la League One, descendiendo la temporada pasada por tercera vez en ese tiempo la tercera división de allí. Pero este último descenso ha sido diferente al resto, llegando desde los despachos. El Wigan fue sancionado por la FA con una pérdida de 12 puntos que le relegó de la posición 12ª a la 23ª. El motivo eran los graves problemas económicos que le llevaron a la bancarrota.

Los jugadores del Wigan, durante un partido de la temporada 2019/2020

El impacto económico del coronavirus fue demoledor en el Wigan, que en julio le llevaron a la peor de las situaciones. Descendido a la League One, su situación ha sido y es de vida o muerte, aunque un rayo de esperanza ha aparecido de la nada. El club ha anunciado esta semana que ha llegado a un acuerdo con un inversor para rescatar al equipo. El inversor, para alegría de aquellos nostálgicos del 'Spanish Wigan', es español.

No se sabe nada o casi nada del inversor que comprará el Wigan, si nada se tuerce, salvo eso, que es español. Además, en la nota que emitió la entidad del noroeste de Inglaterra recalcaba que "tiene experiencia en el mundo del fútbol". Que no se sepa más hasta ahora es por decisión propia del comprador "que no desea que los detalles se hagan públicos hasta que la compra se complete", rezaba el comunicado.

El DW Stadium, casa del Wigan y donde el Wigan Warriors juega al rugby, que puede albergar más de 25.000 espectadores, recibirá en los próximos días a un misterioso comprador español que sacará al club de la bancarrota. Pero los aficionados del Wigan tienen más que celebrar con esta noticia ya que, además, se hará cargo del pago a acreedores ajenos al fútbol para evitar una penalización de 15 puntos esta temporada.

El inversor ha hecho un pago "sustancial" y el Wigan trabaja ahora con sus abogados y con el comprador para recabar toda la documentación a presentar a la EFL, institución que rige el fútbol inglés desde la Championship a la League Two (cuarta división), y que la transferencia de poderes se haga lo más rápido posible.

El Wigan, que se fundo hace 88 años (en 1932), seguirá con vida tras ser el primer club inglés profesional en caer en una administración desde el inicio de la pandemia de la Covid-19. El club entró en la ley concursal sin haberse cumplido un mes desde que fuera adquirido por una sociedad liderada por el empresario de Hong Kong Au Yeung Wai Kay. El Wigan ahora estará en manos españolas, rememorando su época dorada.

El Wigan de 'Bob' Martínez

Joel Robles (ahora en el Betis), Iván Ramis (retirado este verano tras jugar en el Eibar), Adrián López (también retirado), Román Golobart (actualmente en el AEK Larnaca chipriota), Jordi Crusat (que en 2014 colgó las botas) y Jordi Gómez (que juega en el Omonia Nicosia, también de Chipre) eran los seis pupilos españoles de 'Bob' Martínez cuando el Wigan levantó la FA Cup.

Aquella etapa lanzó la carrera del técnico catalán, quien tras dejar el Wigan en 2013 pasaría otros tres años en Everton antes de hacerse cargo de la selección belga en 2016. Con los 'Diablos Rojos', encabezados por Eden Hazard y Kevin de Bruyne, fue tercero en el último Mundial de Rusia.

El Wigan sueña con repetir los éxitos de aquel entonces y, sobre todo, regresar a la Premier League. El club inglés por el que han pasado 12 futbolistas españoles en toda su historia se levanta y, como no podía ser de otra manera, lo apoyado en un español. La relación entre este club y nuestro país sigue siendo tan estrecha como en 2013.

[Más información -El once ideal de Fernando Torres en la Premier League y la sorpresa final]