El conflicto de Luis Suárez en Italia parece que seguirá abierto las próximas semanas. El jugador uruguayo se examinó para obtener el pasaporte italiano y, así, facilitar su fichaje por la Juventus. El conjunto de Turín cerró la posibilidad por la dificultad de que obtuviera la documentación a tiempo y, pese a ello, el delantero siguió adelante.

Noticias relacionadas

Días después, y tras una investigación que comenzó en febrero, las autoridades italianas alertaron de posibles fraudes en el examen. Rápidamente se filtraron conversaciones privadas donde se reconocía el bajo nivel de Luis Suárez con el lenguaje italiano, se aseguraba que había que aprobarle por quién era y se desvelaban más irregularidades en el proceso.

La investigación, ahora, se ha paralizado. La decisión la ha tomado el fiscal jefe de Perugia, que en declaraciones a los medios, ha criticado la presión mediática que se ha generado en torno al caso del delantero. "Estoy indignado por lo que ha sucedido hasta ahora, incluida la reunión de los medios de comunicación hoy bajo la Fiscalía. Nos aseguraremos de que todo esto no vuelva a suceder", ha subrayado el fiscal jefe, Raffaele Cantone, a la agencia ANSA.

El examen de italiano de Luis Suárez Twitter

Durante este viernes acudieron a comparecer personas de gran calado en la Juventus, Luigi Chiappero y Maria Turco como "personas informadas sobre los hechos", no como investigados. Y el revuelo que se generó a las puertas de la Fiscalía italiana, rodeada por los medios de comunicación, no sentó bien al fiscal.

La Juventus mantiene su defensa de que no están involucrados en la estafa. Así lo intentaron transmitir tras varias horas declarando ante las autoridades.

Suárez, ajeno a la polémica

El jugador ha dejado de lado el tema y no se ha pronunciado. Las primeras investigaciones, además, no le han nombrado como autor de las irregularidades. Suárez, por ello, ha puesto toda su atención a su fichaje por el Atlético de Madrid y su despedida del FC Barcelona.

El uruguago finalmente jugará a las órdenes de Simeone en el Wanda Metropolitano. Abandona el conjunto catalán de forma gratuita y solo se tendrá que pagar por su incorporación en base a las cifras variables, ligadas al rendimiento del equipo durante la temporada.

Suárez, íntimo de Leo Messi, ha desatado una nueva guerra en el seno del club blaugrana. Durante su última rueda de prensa en el Barça señaló a Bartomeu y el delantero argentino se ha sumado a los ataques. "Reprochar a mí o a...? (mira a Bartomeu) Tenemos que ser autocríticos en Champions. He jugado con molestias, con lesiones... pero no me reprocho nada. Me voy orgulloso", aseguró el uruguayo.

Messi, por medio de las redes sociales, ha ahondado en la polémica. "Te merecías que te despidan como lo que sos: uno de los jugares más importante de la historia del club, consiguiendo cosas importantes tanto en lo grupal como individualmente. Y no que te echen como lo hicieron. Pero la verdad que a esta altura ya no me sorprende nada", ha apuntado el '10'.

[Más información - "¿Cómo te llamas?: Luis Suárez": se filtran las preguntas del 'examen fraude' de italiano]