El fútbol español sigue en la temporada 20019/2020. Tanto en las competiciones organizadas por LaLiga, donde el 'caso Fuenlabrada' ha retrasado considerablemente los playoffs, como en las que se ha encargado de elaborar la Real Federación Española de Fútbol. La campaña sigue siendo la misma que la que se inició hace casi un año.

Noticias relacionadas

Si la pandemia fue la culpable de frenar todo el deporte en seco, el mismo coronavirus se ha encargado de torpedear el desenlace de las competiciones previstas. Más allá de lo que ocurre en Segunda División, los ascensos desde Tercera a Segunda B también están en punto muerto por los casos de Covid.

La alarma saltó primero en el Portugalete, cuyo encuentro ante el Sestao River se paralizó. Recientemente llegaron las primeras informaciones y se jugará el partido el próximo día 8. Sin embargo, los otros cuatro equipos que se citaron en Las Rozas para determinar los ascensos siguen sin recibir ninguna notificación.

EL ESPAÑOL, de fuentes de varios de los clubes, ha conocido la situación que se está viviendo y que, más allá del riesgo sanitario, pone al borde de la quiebra a muchos de los conjuntos deportivos. Una categoría débil económicamente como la suya está teniendo que soportar una temporada eterna y sin apenas ingresos.

Acierto con el nuevo protocolo

La suspensión de estos playoffs se produjo por la aparición de tres supuestos positivos en la plantilla del CD Marino. En origen dieron negativo pero, al llegar a la ciudad deportiva, salieron esos tres posibles casos que hicieron saltar las alarmas. Posteriormente, y tras realizar nuevas pruebas, se confirmó que todo se trataba de tres casos de los llamados falsos positivos.

Según ha podido saber este periódico, el grado de fiabilidad de los tests realizados no está siendo muy alto y durante las últimas semanas han aparecido más casos de este tipo. Sin embargo, en esta ocasión la cosa podría haber sido más grave si la RFEF hubiese mantenido el protocolo seguido con otros equipos.

Los jugadores del CD Marino en el aeropuerto CD Marino

Este marcaba un test antes de comenzar los entrenamientos y otro antes de reanudarse la competición. Dos pruebas que todos los equipos participantes han pasado.

La novedad en esta ocasión fue una tercera prueba realizada en Las Rozas, donde se iban a congregar los cuatro equipos. Pese a dar falsos positivos, en caso de no haberse realizado esa tercera prueba como se venía haciendo, se podría haber provocado un gran desastre sanitario. Un protocolo mucho más seguro y que se pedía en anteriores citas.

Falta de información

Durante estos últimos días la postura de los clubes participantes es la misma. La Real Federación Española de Fútbol no les ha transmitido ningún tipo de información. No saben más que la reanudación del duelo entre el Portugalete y el Sestao. Respecto a su playoff, solo pueden hacer cábalas. Miércoles y jueves eran las fechas previstas para tener una solución, pero hasta que esa llegue la comunicación es nula. "Nada en absoluto".

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, aseguran que están "esperando a más información" que probablemente llegue estos próximos días. Sin embargo, la paciencia se agota y más en las plantillas. "Los jugadores ya tienen cansancio físico y mental, llevamos 12 meses y estamos deseando de que se tome una decisión ya".

Una acumulación de salarios que va a generar un gran coste en los clubes y que, según nos trasladan, no tiene ninguna solución prevista. "Se lo hemos trasladado pero entiendo que no hay ningún apoyo, no nos han informado de alguna línea de subvención por tema de Covid o por el aumento de gasto de este playoff sin ingreso".

La explicación que les dan es que "es un problema que es tuyo". "Que entienden la situación y que ellos están como organizadores de la competición. No nos van a dar soluciones, depende del club y ahí no se van a meter". Pero su realidad es otra: "Económicamente es complicado para nosotros tener una temporada tan larga y sin ingresos, cada día que pasa es complicado".

Otra de las fuentes confirma que "oficialmente no dicen nada" y que la única solución que se les ha expuesto, de momento, es que "lo van a intentar solucionar el año que viene con la proximidad para tener menos gasto y desplazamiento". Algo que no es suficiente para los clubes tras esta temporada.

Lo único que queda es conversar entre los implicados para encontrar puntos en común. "Entre nosotros hablamos y la sensación es la misma". Es decir, que "es una situación extraña", donde "hay equipos que ya han comenzado la temporada" y otros que no han terminado.

Partido del CD Lealtad CD Lealtad (Twitter)

Dificultad económica

El desastre económico, pues así lo definen los equipos, parece inevitable. Son más meses de competición, con menos ingresos y con más dificultades económicas por las medidas sanitarias impuestas contra la Covid-19.

"El tema de que hay equipos que en abril ha habido equipos que han dejado de pagar. Nosotros vamos a tener que pagar hasta agosto", explican a este periódico. Si se asciende, al menos se consigue "ese premio". Pero, igualmente, ya "vas más atrás que cualquiera que mantenga la categoría". 

Si "normalmente hay tres o cuatro equipos con impagos", algunos prevén que "en esta ocasión" sean cerca de "15 o 16". Su razonamiento financiero es muy sencillo: "No podemos tener la temporada más larga que ha habido nunca con la temporada con menos ingresos. Ese incremento de tiempo del playoff lo tenemos, pero sin ingresos". 

Otros incluso ven posible que haya varios clubes que, a mitad de temporada, se vean condenados a desaparecer. Y más teniendo en cuenta que con los rebrotes los aforos son una incógnita y, en caso de que se pueda tener público, "la gente todavía tiene la psicosis".

La Federación defiende su gestión

Fuentes de la Federación, ante estas informaciones, aseguran a EL ESPAÑOL que "a primeros de julio" se ha liquidado uno de los programas creados este año por el cuál cada club recibía cerca de 51.000 euros más allá de los partidos que se hayan podido disputar.

Además, destacan que existen más fondos a los clubes a través de un programa con dinero de la UEFA y con préstamos de buenas condiciones con el objetivo de ayudar a los equipos ante la situación de la Covid-19. "No hay motivos por los que tengan que estar molestos", subrayan. "A clubes de Segunda B y Tercera, sin excepción". Y también femeninos.

Desde la Federación recalcan que "este año han cobrado todos como unos 30.000 euros más anuales de lo que cobraban el año pasado" y más del doble que hace dos. Sin embargo, en los despachos de Tercera mantienen la postura de que, más allá de los préstamos, no hay ayudas tras el coronavirus. "Son programas independientes de la Covid".

La organización deportiva

La paralización del playoff, igual que en el caso de Segunda División, ha hecho que varios equipos no puedan empezar a planificar su temporada. Ya no en tema de fichajes, donde no se puede saber qué incorporar hasta que no se cierre la campaña, sino también en temas contractuales.

"El trabajo más importante se hace ahora. Hay equipos que llevan planificando desde abril y nosotros no sabemos en qué división vamos a estar. Hay equipos que ya están en pretemporada y nosotros, hasta septiembre, no vamos a poder", relatan a EL ESPAÑOL.

Luis Rubiales, en rueda de prensa telemática EFE

"Hay clubes en los que los jugadores ya tenían vacaciones programadas, hay jugadores sin contrato en vigor...". Complicaciones que no han tenido ninguna solución desde las instituciones pertinentes y que se suman a las económicas. 

"Llevamos 12 meses de competición, una nómina más es insoportable. Ya se hizo un esfuerzo pagar julio como para pagar agosto. Y en lo deportivo ya hay clubes que están empezando la pretemporada". La preocupación es notable.

Posible formato

Las sensaciones que predominan entre los clubes son confusas. Unos "con tanto número de casos y rebrotes" ven "complicado que se juegue". Otros directamente defienden "que no se juegue y que suban los que mejor coeficiente tienen" porque "el prejuicio es bastante grande".

Lo que no se puede hacer es retrasar más la decisión, pues "los que en la liga regular han hecho buena temporada están saliendo perjudicados" y "los que se han salvado del descenso se están beneficiando de esta situación".

Uno de los clubes, que defiende no haber jugado los playoffs desde el inicio y haber realizado ascensos según la liga regular, desvela que "en la Federación no saben por dónde moverse" porque "hay bastante caos" debido a una situación que "les ha superado".

"Por tema de que era año de elecciones, por ingresos televisivos o qué tema de qué tipo de interés es, se ha intentado contentar a una serie de clubes y está visto que no ha sido la solución", sentencian a este diario.

[Más información: Escándalo en el fútbol sala: un jugador de Movistar Inter da positivo por Covid y la RFEF sin protocolo]