Tremendo palo que le llega a Gerard Piqué desde Argentina. Óscar Ruggeri, campeón del mundo con la selección albiceleste en México 1986, ha cargado contra el central del Barça tras su temporada en la que brilla más por sus excentricidades fuera del campo que por lo que hace dentro de él. Pero no solo por su temporada, ya que el sudamericano cree que durante toda la carrera ha sido así. "Tenía a Puyol al lado en Barcelona... Sergio Ramos es, por lejos, el mejor del mundo", explicó en el programa 90 minutos de Fox Sports Argentina.

Noticias relacionadas

Sebastián Vignolo, presentador del espacio de la cadena argentina, estaba comparando el juego de Piqué con el que exhibía Ruggeri durante su etapa como profesional. El conductor le estaba planteando que el jugador azulgrana es de un perfil más técnico y que saca mejor el balón de lo que lo hacía el compañero de Diego Armando Maradona en la selección. Al sudamericano no le sentó demasiado bien y construyó un relato que ponía al defensa culé por los suelos, ya que venía a decir que solo se le conocía por estar con Shakira.

"Piqué es medio pelo, como yo, como varios. Es fachero, está con la cantante... tiene una onda bárbara, pero si juega en el Valencia no lo conocen. Piqué sale jugando por cómo juega el Barcelona, es como yo, normalito, buen defensa, tampoco tan arriba. No lo presionan, salvo los grandes equipos", sentenció el exjugador de River Plate y Real Madrid.

'El Cabezón', como le conocen en Argentina, hizo estallar a todo el resto de los contertulios que se encontraban en ese momento en el programa debatiendo. Por ello, Vignolo entró en éxtasis ya que no se podía creer que podía estar diciendo que Piqué era "de medio pelo".

Piqué, centrado

En la misma semana del trascendental encuentro ante el Nápoles, el Barcelona se ejercitó por última vez este domingo en el Camp Nou, en una sesión en la que el equipo realizó un partidillo de dos partes. El entrenamiento fue diferente, por el escenario y por el cambio de registros.

En la primera parte de la sesión el equipo realizó calentamientos, unos rondos y después un partido de dos partes, todo a puerta cerrada con la idea de seguir ajustando el equipo de cara al partido contra en Nápoles de la Champions League del próximo sábado a las 21 horas. Este martes el equipo vuelve al trabajo y ya no parará hasta terminar su aventura en Europa.

Lenglet, su compañero de zaga, se encargó de demostrar cómo de concentrado está el equipo. En unas declaraciones ofrecidas por el club azulgrana, el central admitió que después del 1-1 de la ida, el Barça tiene "una pequeña ventaja", aunque "no demasiado grande". "Tendremos que hacer un buen partido para clasificarnos y viajar a Portugal. Después lucharemos por llegar lo más lejos posible", aseguró.

De hecho, habló del mismo Piqué. En general comentó que sus referentes en defensa han sido jugadores como Laurent Blanc o Gerard Piqué, jugadores que "siempre" le han inspirado. "Empecé a jugar a fútbol como centrocampista, pero cuando tenía 11 años fiché por un club más grande y vieron mis cualidades como defensa", recordó.

[Más información: El mercado de fichajes del Barcelona: Neymar, imposible y frenazo a Lautaro Martínez]