Iker Casillas ha anunciado de forma oficial su retirada. El legendario portero del Real Madrid, la selección española de fútbol y el Oporto ha emitido un comunicado en sus redes sociales donde ha agradecido el cariño recibido durante tantos años y ha explicado los motivos por los que da un paso al lado. El próximo paso del guardameta será regresar al club blanco donde le espera un puesto dentro del equipo de Florentino Pérez.

Noticias relacionadas

"Hoy es uno de los días más importantes, y a la vez difíciles, de mi carrera deportiva: ha llegado el momento de decir adiós", esgrime en el comunicado el guardameta que deja en el legado un Mundial, dos Eurocopas, tres Champions League, cinco Ligas, dos Copas del Rey, un Mundial de Clubes, dos Intercontinentales, dos Supercopas de Europa, cuatro Supercopas de España, dos Ligas Portuguesas y una Copa de Portugal

Casillas llevaba sin jugar un partido oficial desde hace más de un año por culpa del infarto que sufrió en mayo de 2019. "Gracias al fútbol por permitirme formar parte de él. No es un punto final, el viaje no acaba aquí. Tengo claro que volveremos a encontrarnos", explica el portero dejando abierta la puerta al futuro donde volverá a la que siempre fue su entidad.

El portero estuvo el pasado sábado en Coimbra siendo uno más en la fiesta del Oporto después de conseguir la 'Taça' ante el Benfica. El club portugués le brindó un bonito homenaje haciéndole partícipe de un nuevo éxito del equipo luso. Ese momento, después de casi dos décadas sobre los campos de fútbol, fue el último como jugador profesional.

Historia viva

Casillas debutó en septiembre de 1999 con el Real Madrid en San Mamés. Después sumó 725 choques oficiales con la entidad merengue, una cifra que solo supera Raúl González, con 741. Después de eso, además de conseguir títulos de forma colectiva, fue nombrado durante cinco años consecutivos mejor portero del mundo por FIFA y UEFA.

Pero su gran momento llegó con la Selección. Fue el capitán de ese histórico combinado que logró levantar de forma seguida Eurocopa-Mundial-Eurocopa siendo el líder de una generación que siempre será recordada en España y en el mundo entero. Su parada a Arjen Robben en la gran final de Sudáfrica fue tan importante como el gol de Andrés Iniesta, momento en el que se ganó para siempre la simpatía de todo el país.

El infarto

Pero en 2019 encogió a toda España con la noticia de su infarto. Casillas salió adelante, pero ya nunca podría ponerse más debajo de una portería. Ahora comenzará una nueva etapa de su vida en la que el deporte profesional queda a un lado y cogerá importancia en los despachos. Su salud ahora mismo es igual de fuerte que su ilusión por no alejarse del fútbol.

[Más información: Iker Casillas anuncia que no se presentará a las elecciones a la presidencia de la Federación]