El fútbol ha vuelto también a Estados Unidos. El torneo 'MLS is back' (la MLS está de vuelta) ya es un hecho. El trofeo comenzó con un imponente homenaje a George Floyd y con una condena del racismo como pocas veces se ha visto en un campo de fútbol o en cualquier práctica deportiva. 

Noticias relacionadas

En el acto, que parecía sería un minuto de silencio como tantas otras veces se ha visto, participaron más de 100 futbolistas de toda la liga y se alargó por encima de los 8 minutos, concretamente hasta los 8 minutos y 45 segundos, creando así una duración simbólica que mandaba un profundo mensaje. 

El motivo fue el dato facilitado por la autopsia del cuerpo de Floyd que reveló que la asfixia del policía de Minneapolis se alargó unos 7 minutos y 45 segundos. A este tiempo de agonía se unió el minuto de silencio en homenaje al propio George y a todas las víctimas de racismo en el mundo. 

Jugadores de la MLS en protesta Instagram (mls)

Los equipos de Orlando City e Inter de Miami formaron un círculo en el campo para realizar dicho homenaje, y desde los márgenes del terreno de juego se fueron uniendo cada vez más futbolistas de otros equipos hasta llegar a formar un conjunto de más de 100 personas en lo que fue un homenaje multitudinario. 

Los mensajes en apoyo a Floyd y en clara crítica contra el racismo también aparecieron, ya que todos los jugadores portaban camisetas en las que se podían leer mensajes reivindicativos como "silencio es violencia", "negro y orgulloso" o "negro todo el tiempo", todos ellos recogidos bajo el movimiento 'Black lives matter", famoso ya en el mundo entero por encarnar y encabezar la lucha anti racista. 

Los jugadores también saltaron al campo con mascarillas que portaban mensajes reivindicativos, guantes negros y diferentes detalles de las equipaciones de ambos equipos como los escudos o el brazalete de capitán llevaban mensajes en favor a la lucha contra el racismo. 

Jugadores arrodillados protesando en la MLS Instagram (mls)

Además de las indumentarias perfectamente diseñadas para la ocasión, fueron habituales los gestos que también han encarnado mediante la simbología las protestas contra el racismo. Por eso, muchos jugadores alzaron al cielo de Orlando su puño o clavaron una rodilla en el césped. 

Orlando se llevó la victoria

El partido, que abría el torneo creado por la MLS y que recibía en el nombre de 'MLS is back' se lo llevó el equipo de casa, Orlando City, que venció 2-1 al Inter de Miami. Un gol del portugués Nani, ex del Manchester United y Sporting de Lisboa entre otros, decidió el apretado duelo que recuperó el fútbol en Estados Unidos. 

La liga había suspendida el 12 de marzo tras la pandemia del coronavirus cuando solo se llevaban disputadas 2 jornadas, por lo que toda la temporada se había quedado sin resolver. 

Nani encara a un rival Instagram (mls)

En esta nueva 'MLS is back', que se está celebrando al igual que lo hará la NBA en Orlando, todos los equipos permanecen concentrados en la ciudad, repartidos en varios hoteles para minimizar riesgos y desplazamientos, y los encuentros se celebran sin público. 

A pesar de las medidas adoptadas, ya ha habido un equipo que ha tenido que retirarse de la competición, FC Dallas, tras informar de 10 positivos dentro de su plantilla y uno más en su cuerpo técnico. Otro equipo que podría correr la misma suerte es Nashville, que ha detectado cinco positivos y ya ha visto como su primer partido ha sido aplazado. 

[Más información: Joel Embiid, asustado con el retorno de la NBA: "Odio la idea, pero voy a hacer mi trabajo"]