Víctor Font (Granollers, 1972) no es una 'cara bonita' y lo reconoce. Es un hombre de fútbol, pero más por su sentimiento culé que por haber estado vinculado al deporte. El fundador del diari ARA y actual CEO de la empresa Delta Partners Group, una asesoría especializada en el sector de las telecomunicaciones, aspira a cambiar la situación de un Barça que, semana tras semana, demuestra vivir en una inestabilidad impropia para una institución como la azulgrana a pesar de tener "al mejor jugador del mundo", Leo Messi con 'Sí al Futur'.

Noticias relacionadas

Será uno de los candidatos a las elecciones previstas en el Barça en 2021, aunque de momento es el único porque ni los actuales dirigentes han presentado aún una candidatura continuista. Desde 2015 corre su particular "maratón" que le llevará a una meta que implica paliar lo que él conoce como "tormenta perfecta". La borrasca ya es de un nivel cercano al tifón con problemas económicos, sin respuesta deportiva y una propuesta social sin rumbo de la mano de Josep María Bartomeu.

Font presenta una candidatura "transversal, independiente y por y para los socios", un planteamiento rompedor. Lo que tradicionalmente hacía un aspirante a la presidencia del Barça es anunciar sus puntos fuertes a través de personas que hagan popular su programa y grandes fichajes que llamen la atención al votante. De momento, este empresario no ha hecho nada de eso y confía en que su planteamiento tecnócrata convenza al aficionado culé.

Víctor Font, candidato a la presidencia del Barça con 'Sí al Futur' Alejandro Ceresuela

No ha hablado aún con el astro argentino, una variable que necesita de su lado casi más que al socio para conseguir cumplir con su ilusión de ser presidente. Asegura que su candidatura es independiente políticamente hablando, pero se ha comprometido con EL ESPAÑOL a refrendarlo dentro de seis meses cuando esté en plena carrera. De momento, presenta su proyecto, analiza la situación actual y da las claves de lo que está sucediendo en Can Barça.

¿Cómo se lleva la preparación de una campaña electoral durante en pandemia?

Pues complicado. Primero porque no estemos en campaña aún, pero nosotros hemos optado por hacer el modelo maratón en vez del modelo sprint. Nosotros llevamos desde el 2013 trabajando. La intensidad ha ido incrementándose durante el tiempo. Cuando dimos el compromiso público, hace dos años, ya incrementamos el ritmo y ahora estábamos teniendo muchos encuentros con socios.

Con el tema de la pandemia se paró todo, sobre todo porque a título personal tuvimos unas semanas complicadas. Paramos todo lo del Barça y hemos ido volviendo a la normalidad. Hemos hecho encuentros virtuales y ahora ya nos planteamos volver a salir a la calle.

¿Cree que puede ser contraproducente hacer de su candidatura una maratón tan larga?

Al revés, yo creo que es fundamental. Estuve en la campaña de 2010 con el proceso tradicional. Estuve con Ferran Soriano, que cedió el liderato a Marc Ingla. Una persona que tiene ilusión por presentarse, que meses antes junta a socios que tienen capacidad para avalar, sin importar la experiencia y nada más. Para ganar elecciones no hace falta tener mucho proyecto. Al socio le importa el nombre mediático, pero nosotros pensamos que, por la coyuntura del club, presentar un proyecto sólido será más importante que nunca.

"La gestión de la actual directiva del Barça ha desperdiciado varios años de Leo Messi"

El Barça va a tener que afrontar una coyuntura única. Hacemos referencia a la tormenta perfecta: sustituir a la mejor generación de la historia del fútbol, una competencia más sofisticada y rica con ciudades-estado, un modelo económico puesto al límite acentuado por el tema de la pandemia y, a la vez, el proyecto del Espai Barça y los problemas que ha creado la pandemia. Con todo esto, para hacer frente a los retos, lo tenemos que resolver con alguien con ilusión y amigos para avalar, una de dos, tenemos el riesgo de convertirnos en un nuevo Milan o ponemos en riesgo el modelo de propiedad.

¿Ha cambiado mucho la perspectiva económica de su candidatura con el coronavirus?

Nosotros creemos que la pandemia tendrá un efecto en las cuentas de este año y del año que viene. Pero, en el escenario que trabajamos, preveemos que se vuelva a la normalidad en la 2021/2022. Cuando hablo de normalidad, hablo de volver a los niveles de actividad y con una situación similar a la anterior a la pandemia.

El coronavirus ha traído consigo una crisis económica que impide que pueda haber grandes inversiones, ¿se puede hablar de grandes nombres y tener credibilidad en un panorama electoral así?

Nosotros creemos que hay que cambiar el marco mental. Por la complejidad que tenemos en frente, aspiramos a hacer un proyecto y explicar que el modelo del Barça, aunque siempre haya sido presidencialista, tiene que dejar de serlo. Proponemos liderazgos compartidos. El Barça es la principal institución multideportiva del mundo y necesitas un proyecto deportivo, uno empresarial y otro social.

Víctor Font, candidato a la presidencia del Barça en 2021 Alejandro Ceresuela

Es imposible que haya un presidente que tenga capacidad para todo. Creemos en un consejo que se dedique a tomar las grandes decisiones del club, que no intervenga en el día a día, y que haya un liderazgo compartido en cada una de las áreas. Uno equipo al frente del proyecto deportivo superpontente, con autonomía para tomar decisiones, un CEO lo más preparado posible sin 20 personas que le digan lo que tiene que hacer y un gen UEFA-FIFA-Federación que defienda los intereses de la institución.

Lleva 10 años vinculado al proceso electoral, es una cara visible, pero a lo mejor no tan visible como una leyenda del Barça o alguien más relacionado al mundo del fútbol, ¿teme que aparezca una 'cara bonita' que le pueda robar la presidencia?

Siempre hay ese riesgo. Por eso venimos trabajando desde hace tiempo y tengo muchas ganas de poder explicar que siempre hablo en primera persona del plural aunque hable siempre de mi. Primero porque aún no hemos podido explicar quién más forma parte del proyecto, pero estoy convencido de que cuando podamos explicarlo, todo esto que te he contado se entenderá la solidez del proyecto. Y, sobre todo, que esa popularidad venga por los miembros del equipo en los que va a haber gente muy conocida.

Si ha habido un nombre que se ha vinculado a su candidatura es el de Xavi Hernández.

Es otra de las ventajas de plantear un proyecto en formato maratón. Tienes años para conocer a activos relevantes del club y poder hacer una valoración de qué rol pueden tener. En el marco tradicional no se suele tener ese tiempo, en mi caso concreto llevamos cinco años conociendo a gente que puede tener un gran papel en el club. A Xavi le conozco desde hace cinco años o seis. Le expliqué la inquietud, la visión y la necesidad de cambiar el modelo de club, él lo comparte a través de establecer confianzas y hemos estado trabajando en cómo creemos que las diferentes piezas del engranaje pueden coexistir.

"Xavi tendrá el mejor proyecto con nosotros, pero entiendo que otros se lo ofrezcan"

Creemos que gente como él tiene que tener mucha autonomía para liderar el proyecto deportivo, lógicamente con el respaldo de otras partes del club incluida la junta y el presidente. Él no ha escondido esta relación y ha dicho públicamente que valora positivamente lo que estamos haciendo. Por eso, el nombre de alguna forma se ha asociado. Nosotros siempre hemos dicho que Xavi es un activo del club, como también lo es Piqué. Él ha dicho por activa y por pasiva que quiere presentarse a la presidencia y construir un proyecto. Xavi quiere construir un proyecto deportivo para el futuro, porque su máxima ilusión no es solo entrenar, si no tomar todas las decisiones importantes en lo que es el proyecto fútbol de futuro.

Xavi ha declarado que se siente preparado para eso, pero no dejó bastante claro si iba a ser con su candidatura exclusivamente, ¿teme que se pueda vincular a más candidaturas?

Xavi es un activo del club y Xavi tiene que tener la posibilidad de entrenar al Barça con independencia de quién sea el presidente. Lo que seguro que no va a ser lo mismo es hacerlo en un proyecto en el que él ha coparticipado y en el que las diferentes piezas del engranaje encajan. Esto es lo que, en un proyecto como el nuestro, él encajaría muy bien. Está claro que cualquier otro proyecto que quiera tener a Xavi como entrenador se lo podrá ofrecer también, y estoy seguro de que Xavi entrenará al Barça con independencia de qué proyecto gane.

¿Está seguro de que le va a convencer?

Yo estoy convencido de que las condiciones que le estamos proponiendo es el mejor proyecto para que tenga éxito.

Otro de los nombres que se ha vinculado con su candidatura es el de Jaume Roures, ¿le molesta?

Me molesta en el sentido de que cuando no se dicen verdades o se utilizan fake news por no se qué interés. Cuando se publican cosas que no se han contrastado y que no obedecen a la realidad, pues molesta.

Víctor Font, CEO de Delta Partners Group Alejandro Ceresuela

Lo hemos dicho por activa o por pasiva, seguramente es sorprendente que un socio de Granollers, una persona que no es hijo de nadie, que no es un personaje público, lleve años aglutinando talento dentro del barcelonismo y proponga un proyecto transversal, que no tiene ideología política, que busca la meritocracia, que busca todo el talento que se pueda sumar y que no tiene ningún interés ni económico ni mediático.

Por eso se hacen correr falsedades, como sabemos en esta vida tú lanzas el globo sonda y algo igual queda. Te agradezco la pregunta para volver a reiterar de que mi proyecto es independiente, transversal y que no tiene a nadie detrás.

Le cojo el guante de eso de la independencia. Decía Lluis Bassat, un excandidato a la presidencia, que el Barça necesita ser políticamente independiente, que no tenga intereses políticos.

Una cosa son las raíces de un club como el Barça, entre las que está su catalanismo. Es un club catalán, que siempre que ha ido por el mundo ha representado a una parte importante de la ciudadanía de Catalunya, pero eso no quiere decir que se utilice al Barça como una herramienta política y hacer la labor de los partidos políticos. No solo lo decimos en público, también lo hacemos cuando buscamos a la gente que tiene determinadas tendencias políticas.

Le repito la pregunta de otra manera, ¿el Barça puede ser políticamente independiente?

Sí. Es verdad que los partidos políticos, yo esto que ni lo conocía ni lo percibía desde fuera, siempre se intentaban acercar a instituciones como el Barça. De momento, no ha habido nadie de ningún partido político que haya intentado hacer ver que tiene interés por estar cerca del proyecto que estamos impulsando.

"Puede existir un Barça independiente de la política de Cataluña"

Tampoco me consta que haya algún partido político detrás de quien está gobernando ahora el club. Pero bueno, aún falta un año, igual me entrevistas dentro de seis meses y te digo que nos han llamado estos o aquellos. Te puedo asegurar ahora mismo que 'Sí al Futur', el proyecto que lidero, será un proyecto independiente de partidos políticos.

Hemos hablado de las dificultades que provocaba la pandemia, vamos a hablar de las facilidades. La sensación es que, con esta directiva, parece más fácil presentarse a unas elecciones.

Pues no sé qué decirte. Ganar unas elecciones cuando los resultados deportivos no son buenos, siempre ha sido más fácil porque el socio está más predispuesto a buscar cambio. La otra cara de la misma moneda es que, cuando el equipo va deportivamente mal y hay retos económicos tan grandes, se incrementa el reto. Presentarse a unas elecciones con un equipo que no está ganando tripletes, seguramente ayuda a que la gente piense que hay necesidad de cambio. Pero el reto es mayúsculo.

La sensación de inestabilidad es total, el club parece dar bandazos de un lado para el otro

Y es triste. Porque teniendo la mejor generación de futbolistas en mi opinión de la historia con el mejor de la historia al frente, con secciones con mucho talento para tener éxito en Europa, que estemos viviendo estos episodios institucionales como el 'BartoGate', que yo le llamo así más que 'BarçaGate', o lo que vivimos durante la pandemia con seis dimisiones y el vicepresidente dando entrevistas tirándose los trastos a la cabeza... Ya lo hemos denunciado.

Víctor Font, candidato a la presidencia del Barça en 2021 Alejandro Ceresuela

Estos acontecimientos ponen al Barça en una situación de casi fallida moral, a parte de que por la mala gestión económica sobre todo después de la marcha de Neymar donde se han gastado casi 400 millones en Dembélé, Coutinho y Griezmann que no están dando un gran rendimiento deportivo, cada uno por diferentes razones. Cuando esto lo juntas a la situación institucional, piensas, es una gran lástima que hemos desperdiciado años del mejor jugador de la historia para seguir ganando.

Este martes hemos visto como el club vendía a Cucurella por 10 millones... ¿está perdiendo la identidad el Barça?

Llevamos años denunciando que la situación económica del club está al límite y, desde el año que ingresamos 222 millones por Neymar, nos hemos convertido en un club vendedor que tiene que generar plusvalías de más de 100 millones de euros para cuadrar los números. Esto hace que, por definición, el cuadrar los números sea más prioritario que la parte deportiva.

No solo el caso de Cucurella, el caso de Arthur es un caso que clama al cielo. Una apuesta que tú haces, aunque tuviéramos esperanzas de que el rendimiento deportivo fuera mejor el segundo año que el primero, en un jugador muy joven con mucho talento y 23 años. Tirar a la basura esta apuesta estratégica por una necesidad de cuadrar los números, porque tenías que generar 150 millones de plusvalías, pero no por la pandemia, porque antes de la pandemia también se tenía que hacer, es un fracaso.

Pero la sensación, dejando a un lado a la actual directiva, es que es muy complicado mantener las perlas de la cantera, como parte de la identidad del Barça. ¿Se puede mantener La Masía en este panorama de equipos con grandes inversiones detrás?

Sí. Yo creo que ha habido otra oportunidad perdida. Cuando hicimos nuestra primera aparición pública como 'Si al Futur' explicamos que había una oportunidad de revolucionar su modelo de negocio e intentar de monetizar las grandes masas que hay alrededor del mundo. Los clubes como el Barça son PYMES. En Catalunya hay 60 empresas que facturan más que el Barça. Dices, ostras, es un dato relevante. Luego miro la lista y ninguna de ellas tiene el potencial de la marca del Barça.

"¿Qué hacer si Messi me pide que eche a un entrenador? Le diré que hable con Xavi"

¿Por qué es así? Porque históricamente los clubes han sido intermediados. Es decir, en lo que es la cadena de valor, ha habido otros agentes como FIFA, UEFA, Nike, empresas de todo tipo que se llevaban una parte importante de ese valor. Ahora existe una gran oportunidad de desintermediar e ir directamente a los fans y venderles productos y servicios para crear vías de ingresos. Esto que el Barça presentó hace meses, debería de haber empezado a hacerlo hace seis o siete años cuando tenías a esta generación en su punto álgido. Ahora, este plan sigue existiendo y es parte de lo que nosotros llevamos trabajando.

También es un poco difícil motivar a La Masía si escuchan al entrenador del primer equipo dice "si pongo a cuatro chavales y perdemos, me echan".

Absolutamente. Hay mucha gente que utiliza de excusa la competencia de clubes ricos por la que sale el talento de La Masía. Puede haber casos excepcionales que pueden haber mareado a padres o agentes de jugadores jóvenes y que haya motivado su salida. La razón fundamental por la que puedes perder talento es porque no ven un proyecto deportivo, no ven que se apueste por el talento de casa. Si se les ofrecen proyectos mejores, es normal.

Que tengas un entrenador como Guardiola lo fue en el pasado y hable con el chico de 16 años y dice "oye, yo creo en ti, te vamos a acompañar", que haya credibilidad, es fundamental. Es crítico que volvamos cuanto antes a tener una estructura deportiva desde el que mande hasta el último entrenador del fútbol base que sea consistente, que sean conocedores del modelo y que se genere esa credibilidad. Cuando veamos al siguiente Eric García y le digamos "quédate", se lo crea.

Yo creo que su gran reto, el que le va a medir como presidente si sale elegido, es gestionar el final de carrera de Leo Messi.

Sí, es uno de los retos que vienen. Es uno de los elementos de la tormenta perfecta. En primer lugar, esperemos que esto pase cuanto más tarde, mejor. Leo es un jugador que se ha ido reinventando y adaptando su rol en el campo a su madurez. Le quedan aún buenos años y nosotros contamos con Leo Messi durante muchos años del primer mandato de 'Sí al Futur'.

Víctor Font, el líder de la candidatura 'Sí al Futur' a la presidencia del Barça Alejandro Ceresuela

Hay que pensar en cómo haces esa transición asegurando que Leo tenga un rol en el club, tener al mejor jugador de la historia siendo un 'One Club Men' es un privilegio y el Barça lo tiene que capitalizar. Esto hay que hacerlo con suficiente demora como para que los fundamentos del nuevo proyecto deportivo liderados por gente como Xavi estén bien establecidos para que el talento de la casa se haya consolidado, que hayamos podido hacer algunos fichajes clave y que podamos gestionar la transición del post Messi con acierto.

¿Ha podido hablar con Leo Messi?

No, todavía no. Es algo que es imprescindible para el nuevo proyecto del Barça contar con su opinión y sin complicidad.

Casi más que al socio, ¿no?

Yo creo que no, cada uno tiene su función. Es otro de los cambios relevantes que queremos impulsar. Quien manda en el Barça hace ver que el socio solo tiene poder cuando hay elecciones, entre una elección y la otra nos olvidamos y el socio no cuenta. Nosotros tenemos una idea para poner al socio en el centro del club, un modelo de participación muy activo y en el que queremos dar voz y voto más allá de las elecciones.

Por eso hemos impulsado el voto electrónico. No solo para las elecciones con 11.000 socios fuera de Catalunya que tienen que tener derecho a votar sin tener que desplazarse, también para asegurar que algunas decisiones que no hace falta tener conocimientos técnicos como cambiar el escudo, poner un nombre a una instalación, retirar una camiseta en el Palau... Estas decisiones no tiene sentido que las tome una junta directiva en una sala de juntas a puerta cerrada.

¿Manda actualmente en el Barça Messi?

No. Messi es el mejor jugador del mundo y de la historia y él lo que quiere es ganar. Como dijo Guardiola en su día, el reto principal que tiene el Barça es asegurar que Messi está rodeado del mejor equipo posible para ganar siempre, porque Messi lo que quiere es ganar. Lo que seguramente pasa, es que sí él ve que las condiciones para ganar, o no son las óptimas o se podían mejorar, pues da su opinión.

Si cuando usted sea presidente, un día llega Messi a su despacho y dice "Presi, no estoy contento con este entrenador, hay que echarle", ¿cómo reaccionaría Víctor Font?

Le diré que hable con Xavi (Risas). Lo que es imprescindible es el proyecto deportivo que visualizamos en torno a tres personas principales: el 'General Manager', el Secretario Técnico y el 'Manager', puesto en el que vemos a Xavi Hernández como la persona mejor preparada. Este tridente tiene que poder trabajar de forma coordinada, con mucho consenso y que tendrán la máxima autoridad para proponer las decisiones que la junta directiva tiene que refrendar.

Me decía que quería una persona que tuviera vinculación con instituciones como FIFA, UEFA, Federación y que diera notoriedad a su proyecto. ¿Ha perdido el Barça esa relación con instituciones como la Federación?

Sí. Lo que creemos es que por el modelo, por eso de que te hace ilusión ser presidente y vas con amigos que te avalen, eres nuevo en este mundo, intentas empezar todo de cero... Pues provoca este problema. Nuestra misión es construir sobre lo que funciona y canalizar todo el talento y experiencia dentro del barcelonismo para el bien de la institución. En el club, históricamente, desde expresidentes a gente que ha tenido diferentes papeles o exdeportistas que tienen buena relación con Rubiales o Infantino... Son necesarios.

"Messi no manda en el Barça, pero si no existen las condiciones para ganar, da su opinión"

Esto no soy yo. Ahora que llevo unos años trabajando en esto, pues les he podido conocer, pero no tengo una relación histórica. Tener a este tipo de gente en la Junta como en diferentes posiciones en el proyecto, es fundamental. El reto es tan mayúsculo, que la tormenta perfecta solo la superamos con activos con capacidad y experiencia transversal y complementaria y siendo parte del mismo proyecto.

¿Esta falta de influencia puede influir, por ejemplo, en los arbitrajes?

No. La premeditación de los arbitrajes o que se den directrices para favorecer a uno u otro, estoy convencido de que no sucede.

Le leía el otro día en Twitter después de un partido del Real Madrid la palabra "Vergonya"...

Esto fue la parte apasionada de Víctor Font culé que cuando ves al Madrid y con esas tres jugadas dices: "Esto es una verguenza". Yo soy culé apasionado y, por lo tanto, a veces te sale en caliente comentarios de este tipo.

¿Está recibiendo ayudas arbitrales el Real Madrid en este final de temporada?

Hay situaciones... Yo siempre veo el tópico este de que dentro de una temporada siempre hay situaciones en las que te favorecen y otras que no, lo creo así. En estos últimos partidos que, como mínimo, han sido muy cuestionables que han ayudado a que el Real Madrid ha ganado todos los partidos. Pero, esto no quita que yo piense que no hay premeditación. Si lo pensara, sería un tema de extremada gravedad.

[Más información - De Laporta a Font: las elecciones presidenciales del Barça se calientan]