Thomas Beattie, exfutbolista inglés de 33 años, ha declarado abiertamente que es homosexual. Se trata del primer jugador británico que hace pública su homosexualidad en los últimos 30 años. Nadie desde que lo hiciera Justin Fashanu en 1990 se había atrevido a dar este paso. 

Noticias relacionadas

El exjugador del Hull City entre otros ha roto una barrera muy poco explorada en el mundo del fútbol. Existen muy pocos casos en la historia del deporte rey que se hayan atrevido a declarar abiertamente que son gays por miedo al rechazo tanto de la sociedad como del deporte. Sin embargo, Beattie ha querido dar este importante paso. 

El caso de Thomas se une a los otros tres conocidos a lo largo de la historia del fútbol. El último en haberlo hecho había sido Fashanu, pero anteriormente esta barrera ya había sido traspasada por el alemán Thomas Hitzlsperger y el nortemaericano Robbie Rogers.

Sin embargo, el futbolista natural de Yorkshire ha tenido que esperar hasta dejar el mundo fútbol de manera profesional para poder atreverse a hacer público un hecho que debería estar mucho más normalizado dentro del deporte y en especial del balompié, donde los casos confirmados son tan reducidos. 

Beattie ha jugado el fútbol por varios países del mundo como Inglaterra, Canadá, Estados Unidos o Singapur y nunca ha sentido la fuerza o la confianza para reconocer ante el mundo que es gay: "Nunca pensé en salir del armario mientras era jugador". 

El relato en el que Thomas se confiesa y se sincera ha resultado desgarrador, ya que afirma que siempre ha tenido que vivir renunciando a una parte de sí mismo por amor al fútbol, algo que no podía dejar: "Sentía que tenía que sacrificar uno de las dos partes de mi: quien soy, o el deporte que he amado toda mi vida".

Desde su propia experiencia, Thomas Beattie afirma que no es un paso nada fácil para un atleta admitir su homosexualidad ante el resto, ya que considera que nadie desde dentro del mundo del deporte te va a ayudar a hacerlo: "Como atleta, nadie te ayuda a hablar algo así, es por eso que quería compartir mi historia".

El refugio de Beattie

El fútbol se ha convertido para él en un refugio, en un alivio donde intentar olvidarse de sus problemas e intentar construir su día a día. Sin embargo, una vez retirado de la actividad profesional, ha querido compartir su historia para ayudar así a aquellos jugadores que sufran los mismos problemas. 

"Usaba el fútbol como una válvula de escape y me salvó en muchos aspectos hasta el punto en el que alcancé cierta madurez personal. Es un proceso nuevo que me va a llevar tiempo", explicaba el propio exfutbolista. 

El tema de la homosexualidad en el fútbol siempre ha sido un rumor que ha estado ahí. Se ha especulado en multitud de ocasiones con la sexualidad de algunos jugadores, pero como demuestra Thomas, llegar a admitirlo y hacerlo público, especialmente si eres un personaje mediático, no es fácil. Por ello, muchos deciden callar. Quizás la historia de Thomas Beattie sirva para otros compañeros que se encuentren en una situación similar. 

[Más información: El Arsenal se cansa de Özil: un agujero económico y Arteta sugiere que está fuera de forma]