Joaquín 'visitó' una vez más El Hormiguero, aunque esta vez lo hizo por videollamada debido al confinamiento impuesto por la crisis del coronavirus. El futbolista hizo gala de su buen humor y también habló sobre su rutina en estos tiempos para acabar rematando su intervención con un chiste.

Noticias relacionadas

"Dentro de la normalidad de mi vida no hay nada normal. Entrenamos para no perder la forma y también paso el tiempo con videollamadas con mis amigos", ha dicho antes de provocar las risas con una anécdota protagonizada junto a su mujer: "El otro día casi le corto las venas a mi mujer cuando puse el lavavajillas. Puse los cuchillos para arriba. Un desastre. Tenemos nuestros días, pero por ahora me aguanta la pobre".

El jugador ha utilizado sus redes sociales para animar al personal durante el confinamiento. Uno de los momentos más comentados fue cuando dijo a sus seguidores que si se rapaba la cabeza, para después señalar que antes prefería teñirse el pelo, pero...: "Soy de pelo pobre y no me quiero quedar medio tieso, ¿sabes? Y como ahora no puedo ir a Turquía, tengo que aguantarlo".

Joaquín, en el acto de su renovación

Después desveló que tiene un grupo 'secreto' de WhatsApp: "Muy mal, uy muy mal. Sin explicaciones... muy mal. Tenemos un grupo que hay cantantes, artistas, toreros, empresarios de Sevilla, futbolistas... somos una especie de secta secreta y hay uno que no le ha dado tiempo ni a decir 'hola'... ¡Tenemos un mosqueo!".

Los auténticos héroes

La Liga puede volver en junio, pero lo hará sin aficionados en los estadios por la pandemia: "Será una sensación muy rara. Salir a un partido y que no haya gente en la grada será difícil. Me quiero quedar con la gente que nos ha dejado, porque se podrían llenar algunos estadios con la gente que se ha ido. De ellos me voy a acordar"

"Yo no soy un héroe, los héroes son esos que llevan bata blanca y salvan vidas. Ellos son los héroes de los que tenemos que acordar cuando esto acabe, esa gente se merece un homenaje. Son los auténticos héroes y gracias a ellos podremos continuar con nuestras vidas. Para mí chapeau para toda esta gente. Farmaceúticos, agricultores, pescadores, ganaderos, la gente de los supermercados... Toda esta gente es la que se la ha jugado para el bienestar de los demás", ha añadido.

Tradicional chiste

Para finalizar su mágica intervención contó un chiste: "Le dice ella a él 'cariño tú me ves gorda' y le dice él 'no, cariño', y ella 'dimelo al oído'. Su marido se acerca y le dice 'no, cariño'. Y ella le dice 'ahora en el otro oído' y él contesta 'joder, ¿pero me vas a hacer dar toda la vuelta?'".