Joaquín intenta reinventarse para hacer pasar un buen rato a sus seguidores durante el periodo de confinamiento. Se le ha visto desde contando chistes a disfrazándose de mujer e incluso subiendo un selfie de lo más subido de tono. En uno de sus últimos directos ha compartido tiempo junto a otro grande del deporte español.

Noticias relacionadas

El futbolista del Betis y Marc Márquez mantuvieron una charla en un directo de Instagram, en el que tocaron varios temas. El campeón de MotoGP afirmó que echa de menos el competir y se acordó de su hermano Álex, quien será su rival cuando comience la próxima temporada.

"Será otro rival en pista y será muy bonito", ha señalado un Marc que continúa mejorando de su lesión en el hombro. Aunque lo más llamativo fue su siguiente confesión: está dando sus primeros pasos en la cocina. "Voy aprendiendo a base de quemazos", bromeó el piloto catalán.

Confinamiento

Joaquín aseguró que "no pensaba que esto se iba a alargar tanto", para luego provocar unas risas en Márquez al contar una anécdota casera: "El otro día puse el lavavajillas con todos los cuchillos para arriba, casi le corto las venas a mi mujer". El piloto, por su parte, tampoco cree que se vuelva pronto a la normalidad.

"Pinta que, en los mejores sueños, hasta agosto o septiembre, nada. Pero es teoría pura. La suerte es que somos flexibles, todos nos entendemos. Aunque queremos ser positivos, se tiene que ser prudente. No será de un día para otro", confesó Marc Márquez.

Bromas entre cracks

El futbolista volvió a la carga rememorando un partido en el que consiguió firmar un hat-trick de lo más tempranero: "Cuando marqué el tercero, era el minuto 20 y dije: que me cambie. Pero no me lo podía imaginar. Por lo menos una vez en la vida". Y de ahí al ya famoso capítulo en el que regaló una moto a su mujer.

"Le regalé una moto y a la semana la vendí. Enamorado, le regalas lo que sea. Le regalé una CBR. La primera semana, bien. Me monté y en la primera rotonda no tiene otra cosa que tumbarse. Tuve que poner la mano. Le pegué en el casco. Y me fui andando y la vendí. A mí me da mucho respeto", dijo Joaquín, a lo que Márquez contestó: "A Hulio no se le dan muy bien las motos ni a mí el fútbol".

El italiano y el fútbol

Uno de los vídeos más virales de Joaquín es uno en el que habla una mezcla de italiano y español cuando pasó por las filas de la Fiorentina: "A los dos días, quería hablar en italiano". Márquez comentó: "Todos los españoles hablamos italiano, pero los italianos no hablan español. Nos adaptamos más nosotros.

Sobre el fútbol, el capitán verdiblanco reveló que su ídolo es Luis Figo, al que resulta que Marc conoció en un evento: "Le conocí en una gala de DAZN. Me sorprendió. Vino él. Yo, con los futbolistas, digo: 'Cuidao'". "Como persona, chapeau", sentenció el futbolista.

[Más información: El desnudo de Joaquín que revoluciona Instagram durante el confinamiento]