La Fiscalía General de Suiza ha presentado una acusación contra el ex secretario general de FIFA, Jerôme Valcke y el presidente del Paris Saint-Germain y presidente del BeIN, Nasser Al-Khelaifi por la concesión desleal de los derechos televisivos del Mundial de Fútbol y la Copa Confederaciones.

Noticias relacionadas

Las investigaciones revelaron que Valcke había recibido ventajas indebidas de Al-Khelaifi. Al ex secretario general se le reembolsó el pago inicial de alrededor de 500.000 euros que le había hecho a un tercero por la compra de una villa en Cerdeña, después de que el presidente del PSG había comprado la villa a través de una empresa.

Después recibió de Al-Khelaifi el derecho exclusivo de usar la villa por un período de 18 meses, hasta que fue suspendido por la FIFA, sin tener que pagar un alquiler estimado entre los 900.000 y 1,8 millones de euros. Del tercer acusado, Valcke recibió tres pagos por un total de aproximadamente 1,25 millones de euros a su empresa Sportunited LLC.

Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG REUTERS

Así se produjeron los pagos

Los cargos de pagar y aceptar sobornos se basan en la alegación de que entre 2013 y 2015 Valcke explotó su posición como secretario general de la FIFA para influir en la concesión de los derechos para el Mundial y la Copa Confederaciones en el período comprendido entre 2018 y 2030. A cambio, un tercer acusado prometió y, de hecho, realizó los tres pagos mencionados a Valcke por un total de 1,25 millones de euros.

Por otro lado, la sospecha de que Valcke aceptó un reloj de lujo que Al-Khelaifi le ofreció a cambio de ejercer su influencia como secretario general de la FIFA no fue demostrada. Como resultado, se emitió una orden de abandono de procedimientos en relación con este asunto en febrero de 2020.

[Más información: La sombra del City acecha al PSG: la amenaza de sanción que liberaría a Mbappé y Neymar]