La UEFA anunció este viernes que el Manchester City no podrá participar las dos próximas temporadas en competiciones europeas y deberá pagar 30 millones de euros de multa por "cometer graves infracciones" en las regulaciones de licencias de ese organismo y en los límites financieros.

Noticias relacionadas

La Cámara de Adjudicaciones de la UEFA ha considerado, una vez revisadas todas las pruebas, que el City ha "cometido graves infracciones en las regulaciones de licencias de la UEFA y en las regulaciones relativas al Fair Play Financiero, al exagerar su beneficio de patrocinadores en las informaciones transmitidas a la UEFA entre 2012 y 2016".

Se trata de una decisión que se contrarresta con las palabras de Pep Guardiola hace un año en rueda de prensa sobre este mismo asunto. El entrenador del conjunto inglés mostró su confianza en la actuación del equipo respecto al Fair Play Financiero.

Pep Guardiola con el Manchester City REUTERS

"El equipo está abierto a la competición. Esperemos que todo pueda terminar tan rápido como sea posible y la UEFA pueda decidir qué es lo que ve. Como dije la temporada pasada, confío totalmente en lo que ha hecho el club, porque les conozco. Ojalá puedan solucionarlo lo antes posible y acabar con este asunto", indicó en marzo de 2019. 

Decepcionado, pero no sorprendido

No obstante, el entrenador no estaba en lo cierto. Por su parte, el City se ha mostrado "decepcionado, pero no sorprendido" tras conocer la sanción que le ha impuesto la UEFA de no jugar competiciones europeas las dos próximas temporadas y anunció que recurrirá ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

El Manchester se queja de que ha sido un "caso iniciado por la UEFA, procesado por la UEFA y juzgado por la UEFA". "Con este proceso discriminatorio ahora finalizado, el Club tratará de conseguir un juicio imparcial con la máxima celeridad posible y, por lo tanto, en primera instancia iniciará diligencias ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo lo antes posible", anunció.

[Más información: El City, excluido de competiciones europeas dos años por incumplir el Fair Play Financiero]