El Nápoles ganó al Genk en el último partido de la fase de grupos de la Champions League, obteniendo así el billete para los octavos. Los azzurri estarán en el bombo de los segundos, pero por el mes de febrero no estará en el banquillo de la escuadra italiana Carlo Ancelotti.

Noticias relacionadas

Era casi un secreto a voces. Algo se intuía en la rueda de prensa posterior al partido ante el cuadro belga y más con la situación en la Serie A del Nápoles -marcha séptimo, fuera de los puestos europeos-.

Nada más acabar el partido de esta noche, el técnico italiano habló ante los micrófonos de Sky Sport sobre su complicada situación. "No sé si el sábado estaré en el banquillo, espero que sí pero lo hablaré con el presidente De Laurentiis, nos veremos este miércoles. Es una decisión que deben tomar el club y la directiva", ha afirmado el ex del Real Madrid. Dicho y hecho, los peores presagios de Ancelotti se cumplieron. 

Además, el italiano no quiso hablar de los rumores que posicionan a Gattuso al mando del Nápoles y descartó la idea de dimitir: "No supe ni pensé en contactos con otros entrenadores, solo pensamos en el partido. ¿Dimisiones? No, nunca hice eso y nunca lo haré". Finalmente fue el propio Nápoles quien despidió a su ya exentrenador. 

Nápoles - Genk REUTERS

También analizó la victoria de su equipo: "Ha sido una de las pocas satisfacciones de estos meses, también por nuestra culpa. Demostramos ser competitivos en Europa, unas cualidades que, en cambio, no mostramos en la Serie A".

[Más información: Ancelotti y los rumores de despido: "La maleta de un entrenador siempre debe estar lista"]