Unai Emery finaliza su aventura en el banquillo del Arsenal. El club londinense ha anunciado hoy la rescisión de su contrato tras la derrota de este jueves en Europa League frente al Eintrach en Frankfurt. El entrenador español sumaba siete partidos sin conocer la victoria. El mítico jugador sueco del conjunto 'Gunner', Freddie Ljungberg, cogerá las riendas del equipo por el momento.

Noticias relacionadas

"Nuestro agradecimiento más sincero a Unai y a su compañeros que trabajaron incansablemente para hacer al equipo competitivo", añadió Josh Kroenke, director del Arsenal.

Sin éxitos en año y medio

Emery llegó al Arsenal en 2018, después de terminar su andadura de dos años en el Paris Saint Germain. Sobre él recaía la tarea de suceder en el banquillo del Emirates a Arsene Wenger, quien pasó 22 años al mando del Arsenal.

Sin embargo, en su primera temporada al cargo, no fue capaz de clasificar al equipo para la Champions League, lo que supuso el tercer año fuera de la máxima competición continental. En las copas domésticas tampoco llegó lejos y solo la Europa League pudo salvar la temporada, pero perdieron en la final ante el Chelsea.

Esta temporada, las cosas no marchaban mucho mejor para el Arsenal, que se asienta en la octava posición de la tabla, con 18 puntos, lo que supone estar a ocho de distancia de los puestos de Champions, superado por clubes como el Sheffield United, el Burnley y el Wolverhampton.

Después de su exitoso palmarés en el PSG, donde conquistó siete entorchados nacionales, y en el Sevilla, ganando tres Europa League, Emery se marcha del Arsenal sin haber conseguido ningún título.

[Más información: Emery, sobre la polémica con el idioma: "Mi inglés es de seis sobre diez"]