La situación del Nápoles es muy complicada. El equipo italiano empató a uno en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions League ante el Salzburgo cuando con una victoria podían haber asegurado su presencia en la siguiente fase. Este empate no ha ayudado a mejorar el ambiente turbio que crea la séptima posición en la Serie A, a 11 puntos del líder, la Juventus.

Noticias relacionadas

La crisis es de tal nivel que en el encuentro de este martes, Carlo Ancelotti no pasó por la rueda de prensa obligatoria y se fue directamente a casa. Los jugadores tampoco pasaron por la ciudad deportiva y no coincidieron ni entre ellos ni con su entrenador.

De hecho, el Nápoles tenía previsto un entrenamiento a puerta abierta en San Paolo, pero hay dudas a esta hora de que se vaya a realizar en estas circunstancias. Ya se conoce el ambiente caldeado de los aficionados del club napolitano. Por lo que es muy probable que una medida así lo único que consiga es hacer más aguda la crisis. El próximo objetivo, el Genoa para recuperarse de esta mala racha de resultados.

El motín de la plantilla

Los jugadores del Nápoles decidieron regresar a sus casas después del partido, pese a los órdenes del presidente y accionista mayoritario del club, Aurelio de Laurentiis, que había ordenado hace días que quedasen concentrados en el centro deportivo de Castel Volturno hasta el próximo domingo.

El autobús que tenía que llevar a los jugadores al centro deportivo tras el partido de anoche se fue del estadio San Paolo vacío, con los jugadores que decidieron regresar a sus respectivas viviendas, molestos con las peticiones de De Laurentiis, informan los medios italianos.

Según los medios napolitanos, los futbolistas del Nápoles están molestos por las decisiones de la directiva y las consideran injustas, considerado el compromiso mostrado en el encuentro de este martes.

También al finalizar el entrenamiento de esta mañana los futbolistas han regresado a sus casas y el club ha cancelado la reserva que tenía en un hotel en las cercanías de Castel Volturno.

[Más información: Todas las cuentas de la Champions: de los apuros del Madrid a las opciones del Valencia]