Una comisión de la FIFA estará presente esta semana en Teherán para prestar apoyo en las operaciones que permitirán por primera vez desde hace 40 años el acceso de las mujeres a un partido de fútbol, el que enfrentará a Irán y Camboya el próximo día 10.

La comisión estará formada por responsables en materia de derechos humanos, seguridad y competiciones, según informó la FIFA, al igual que la propia delegación ya envió a este país a finales de septiembre para abordar con las autoridades iraníes el libre acceso de la mujer a los partidos de fútbol.

Aquellos contactos se produjeron después de la muerte de la joven Sahar Jodayari, de 29 años, que se inmoló al saber que podría ser condenada a seis meses de cárcel por intentar entrar a un estadio de fútbol disfrazada de hombre, en marzo pasado, para ver el partido entre el Esteghlal y club emiratí Al Ain.

Noticias relacionadas

Infantino lo anunció 

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, anunció el último 22 de septiembre que Irán permitirá este jueves que las mujeres entren al estadio Azadi para presenciar el partido de clasificación para el Mundial de Catar 2022 entre la selección iraní y la de Camboya.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en rueda de prensa tras el Congreso Cristobal Herrera EFE

Limitación de entradas

Hace días, el 24 de septiembre, la UEFA pidió a los clubes europeos que no jueguen en países con estas prohibiciones. "No podemos castigar a nadie, está fuera de nuestra jurisdicción, pero eso no significa que debamos callarnos y decir que no podemos hacer nada", dijo su presidente, Aleksander Ceferin.

En este escenario el Irán-Camboya ya es más que un partido de fútbol. En su trasfondo está el debate sobre si la apertura de puertas de un campo de fútbol a la mujer será solo simbólica o verdadera, caso que rompería alguna barrera histórica de Irán y su deporte. El país vio cómo su equipo femenino de fútbol no pudo participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.


[Más información: La UEFA pide a los clubes que no jueguen donde se veta a las mujeres]