Arsène Wenger, legendario entrenador del Arsenal, ha concebido una entrevista a BeIN Sports analizando el fútbol moderno, las diferencias con el deporte cuando comenzó como técnico y el poder de los futbolistas, con curiosos ejemplos. 

Noticias relacionadas

Sobre el cambio en el puesto de entrenador, el francés no aprecia una gran diferencia, simplemente señalando al cuerpo técnico y su función: "No creo que el trabajo actual del entrenador con respecto al pasado sea más duro. Ahora tienes gente muy competente que puede hacer tus sesiones por tí", afirmó el exentrenador francés.

"Solo tienes que analizar. Yo empecé trabajando solo y tenía que entrenar a los porteros y a los jugadores al mismo tiempo. Era duro", quiso aclarar el que fuera técnico del conjunto londinense durante las pasadas 20 temporadas. 

Arsène Wenger con su Premio Laureus Eric Gaillard Reuters

El espectáculo aumenta

El espectáculo en el fútbol es mayor, ahora todo llega a nivel internacional en cuestión de segundos:"Lo que ha cambiado ha sido el entorno. Se ha hecho todo más grande. Ahora tienes que dedicar tiempo a los medios, a las televisiones del club, tienes que enfrentarte más a la adversidad... Ahora el poder del entrenador es un poco menor", reconoció Wenger.

Sobre el poder que tienen los futbolistas en la actualidad, la fama y la autoridad mediática, francés dio un curioso ejemplo:"Ahora hay que persuadir a los futbolistas. El poder ha pasado a los jugadores. Ahora hay chicos como Neymar que tienen mucho poder. En los años 60 o 70 eso no pasaba. Era el entrenador el que tenía el poder". 

[Más información: Pochettino: "El fútbol nace en el corazón y sin ello no podemos explicar las emociones"]