Con el paso de los años, Andrés Iniesta se ha convertido en un futbolista ejemplar. El manchego marcó toda una época en las filas del Barcelona y de la selección española, y cuando vio que ya dio todo lo que tenía que ofrecer en el conjunto culé, puso rumbo a Japón para jugar en el Vissel Kobe. Además, la distancia no es ningún inconveniente para mantener el contacto con su familia y su mujer Anna Ortiz se ha encargado de corroborarlo este mismo jueves.

Noticias relacionadas

En su cuenta de Instagram, la pareja de Iniesta ha subido un emotivo vídeo en el que Siena, su tercera hija, mantenía una conversación telefónica con él pidiéndole que volviera para jugar con ella: "Papá, ¿puedes venir a jugar? ¿Sí? Vale, ya puede venir". Además, se encargó de hacerle saber a su madre la respuesta afirmativa de su padre: "Papá ya viene a jugar conmigo al fútbol".

Como no podía ser de otra manera, el vídeo ha conmovido a todos los seguidores de Anna y, a su vez, el mensaje incluido en el post por la mujer del centrocampista manchego iba a dar a entender que "Siena también echa de menos" a sus hermanos Valentina y Paolo Andrea porque estos ya habían empezado el colegio.

Además, Iniesta podría estar muy cerca de poner punto y final a su carrera deportiva. Este viernes se enfrentará al Sagan Tosu en un encuentro donde el que se despedirá del fútbol será Fernando Torres, pero el manchego ha realizado unas declaraciones dejando en el aire su retirada. La especulación está servida sobre el momento en el que Andrés decida colgar las botas y, de esta forma, volver a compartir mucho tiempo con sus seres queridos.

[Más información: Iniesta deja en duda su retirada, a pocos días de la de Torres en Japón]