El Liverpool se coronó supercampeón de Europa tras ganar en Estambul al Chelsea. Una final agónica que se decidió en los penaltis y que tuvo como protagonista al español Adrián San Miguel. El guardameta de los reds paró la decisiva pena máxima al blue Tammy Abraham cerrando así una semana mágica para él.

Adrían, el héroe red

Nadie podía contener la alegría en el Liverpool y menos aún su entrenador, Jurgen Klopp. El alemán estaba eufórico y alucinaba con que hubiera sido Adrián su gran héroe. Hay que recordar que Adrián firmó hace apenas una semana por el club de Merseyside. Llegó gratis, ya que se encontraba sin equipo, y acabó llevando al Liverpool hacia un nuevo título.

Klopp atendió a los medios de comunicación a pie de campo tras ganar el título y, con su característico estilo, protagonizó un divertido momento para el recuerdo. El técnico red emuló el mítico grito de Rocky tras ganar su combate final a Apollo Creed y buscar a su novia Adrian entre el público.

[Más información: Adrián da la Supercopa de Europa en los penaltis al Liverpool tras ganar al Chelsea]