Una de las prioridades del Barcelona en este mercado de fichajes veraniego es reforzar la línea defensiva para el próximo curso. El nombre de Matthijs De Ligt sonaba con gran fuerza tras su excelente año en el Ajax, pero las negociaciones se han enfriado por completo y ya parece imposible que el central pueda vestir de azulgrana. Ante ello, el club culé ha centrado los focos en el lateral izquierdo y ahí ha encontrado a Raphaël Guerreiro.

Noticias relacionadas

Guerreiro celebra un gol con el Dortmund. Foto: Twitter (@BVB)

A sus 25 años, el portugués se encuentra en las filas del Borussia Dortmund y ha tenido contactos con el Barça durante las últimas semanas. El futbolista ya le ha transmitido a su actual club que no tiene intención de renovar su contrato (que terminaba en 2020) y, por lo tanto, vería con buenos ojos cambiar de aires y probar suerte en otras de las grandes ligas europeas.

Ahí es donde el Barcelona entra en escena, pero el principal problema de la operación es el precio que pide el Dortmund por su jugador. El club alemán ficho a Guerreiro en su momento por 7 millones de euros y ahora pide ingresar unos 25 'kilos' por su traspaso. El conjunto culé estima que su valor de mercado debe ser inferior al quedarle tan solo un año de contrato, por lo que intentará rebajarlo lo máximo posible.

Recambio ideal para Jordi Alba

De esta forma, Jordi Alba tendría un gran recambio de garantías para su posición cuando las fuerzas le empiecen a fallar. El lateral español ha sido titular indiscutible y un jugador importante para todos sus entrenadores, siendo Ernesto Valverde el último en darle la misma confianza. No obstante, Jordi ya tiene 30 años y la intención del club es mantenerle pero, a su vez, que tenga un gran apoyo en su puesto cuando no pueda estar disponible.

[Más información: Coutinho se confiesa: "En el Barça no he rendido como esperaban"]