A primera hora de la mañana saltaba la noticia de la detención de varios futbolistas de Primera y Segunda División como presuntos miembros de una organización criminal que actuaba amañando partidos en el fútbol español. La Policía Nacional ya ha bautizado el caso como 'operación Oikos' y estará dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca.

Noticias relacionadas

Entre los implicados se encontraban Raúl Bravo y Carlos Aranda, exfutbolistas y supuestos cabecillas del grupo; Borja Fernández, jugador del Valladolid; Iñigo López Montaña, actualmente en el Deportivo de La Coruña y ex jugador del Huesca. Además de Agustín Lasaosa, presidente de la SD Huesca, y Juan Carlos Galindo Lanuza, jefe de los servicios médicos del club aragonés. 

Las fases del amaño

Recientemente la Policía Nacional ha emitido un comunicado oficial en el que desvela todos los detalles acerca de cómo operaba la organización en el amaño de partidos:

-Selección de encuentros: se realizaba preferiblemente al inicio o al final de la liga.

-Apuesta: intentando “pactar” apuestas combinadas –resultados parcial y final, resultado final y córneres...) que les permiten incrementar notablemente los márgenes de ganancia.

-Proceso de captación: realizando una primera aproximación “de tanteo” a algún miembro de la plantilla, preferiblemente a uno de los capitanes.

-Forma de pago: aceptado el amaño, el pago se produce siempre en metálico y  en  dos  fases,  una  previa  al  encuentro  y  otra  una  vez  producido  el  resultado pactado.

-Financiación: los  responsables  de  la  organización  son  los  encargados  de anticipar  el  dinero  correspondiente  al  primer  pago  a  los  jugadores  y  a  las apuestas", detalla el comunicado. 

[Más información: Detenidos jugadores de Primera y Segunda por amaños en una trama liderada por Raúl Bravo]