El Manchester City, con Pep Guardiola a la cabeza, certificó el título de la Premier League el pasado fin de semana con un bagaje excelso. Sin embargo, la temporada no ha llegado tan alto como se podía esperar a principios de año. Los citizens cayeron contra todo pronóstico en Champions ante un Tottenham sin su máxima estrella, Harry Kane. Una situación que provocó que los ingleses comenzaran a pensar en como reforzar la plantilla para intentar asaltar la Liga de Campeones el próximo año.

Noticias relacionadas

En esta línea, The Sun apunta a que Guardiola dispondría de 230 millones de euros para invertir en el próximo mercado de fichajes. El técnico catalán habría pedido a la directiva del Manchester City hasta cuatro refuerzos de nivel: Rodri, del Atlético de Madrid; Matthijs de Ligt, del Ajax; Jovic, del Eintracht Frankfurt, y Houssem Aouar, del Olympique de Lyon.

Las operaciones de los tres primeros conllevan una gran complejidad. Y es que los de Simeone no están por la labor de dejar salir a su centrocampista el próximo mercado. En el caso de jugadores como De Ligt o Jovic, la competencia que tendrá que sortear el club inglés es considerable. Y es que ambos jugadores están en la agenda de multitud de grandes europeos como Real Madrid, Barcelona, Arsenal, Chelsea o Manchester United

Desde su llegada al Manchester City en el verano de 2016, Pep Guardiola ha gastado la friolera de 607 millones de euros en reforzar su plantilla. Hasta 27 nuevos futbolistas se han enrolado en las filas del equipo citizen

[Más información: De Bruyne, a Guardiola en plena celebración: "Eres un entrenador de mierda..."]