El 3-0 lucía en el marcador de Anfield cuando en el minuto 79 Origi marcaba el cuarto a favor del Liverpool. La jugada fue de esas 'tontas' que acaban pasando a la historia. Saque de esquina de los reds y todos los futbolistas del Barcelona se encontraban mirando para otro lado, ajenos a lo que sucedía con el balón. Tan solo Ter Stegen y Piqué se dieron cuenta de lo que estaba pasando, pero ya era demasiado tarde.

Noticias relacionadas

Error defensivo del FC Barcelona que le cuesta el tercer gol REUTERS

El balón perforaba la portería de Ter Stegen y la euforia se apoderaba de la afición del Liverpool, viendo como el sueño de la remontada se convertía en realidad. Ningún jugador del Barcelona se percató del peligro que podía acarrear la jugada, y eso hizo que el conjunto de Valverde lo terminase pagando caro. Tras 'verla venir', Origi se aprovechó para vestirse de héroe por partida doble y completar la gesta.

El propio atacante belga de ascendencia keniata iniciaba la épica con un tanto en el minuto 7. Posteriormente el conjunto de Klopp iba a ser perjudicado al no señalarse un claro penalti de Sergi Roberto sobre Mané, pero eso no hizo estragos en el equipo red y continuaron el asedio constante contra la portería rival.

Error defensivo del FC Barcelona que le cuesta el tercer gol REUTERS

El descanso del partido iba a llegar con la ventaja por la mínima, pero en la segunda parte, la historia se iba a escribir sola. Wijnaldum marcaba un doblete recién ingresado al terreno de juego en los primeros diez minutos, lo cual ponía Anfield patas arriba, a la espera del arreón final. En el minuto 79, Origi iba a aprovechar que la defensa del Barça estaba dormida para firmar el 4-0 definitivo, completando una remontada histórica y arruinando el sueño de los de Valverde de jugar la final.

[Más información: El Barça se queda sin final de Champions tras una remontada histórica del Liverpool]