El domingo por la mañana, el Getafe dio un paso de gigante para participar la próxima temporada, y por primera vez en su historia, en la Champions League. Una parte importante de este éxito ha sido José Bordalás. El técnico ha implantado un estilo muy reconocible y efectivo. En el encuentro contra el Girona, el alicantino también dirigió a su equipo... desde la grada.

Noticias relacionadas

En las cámaras de Movistar+ se pudo ver cómo Portillo, mediocentro azulón, se ponía un pinganillo para hablar con su técnico. En caso de que esto se denunciara y se probara, en el artículo 104 del Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol se estipula que le podrían caer entre cuatro y veinte partidos.

La Champions, una opción real

Pese a todo, la temporada del Getafe está superando todas las expectativas. Aunque tiene el quinto presupuesto más bajo de toda la Liga y lleva solo dos años en Primera División, se ha establecido en la zona noble de la clasificación, ya va a jugar en Europa y tiene pie y medio en la Champions.

[Más información: El Getafe se aferra al sueño de la Champions contra el Girona]