La evolución de Iker Casillas en el hospital está siendo positiva después de dar el susto en la sesión de entrenamiento de este miércoles. El portero del Oporto sufrió un infarto que requirió la inmediata atención médica, y gracias a su rápida intervención, su vida está fuera de peligro pese a que permanece ingresado en observación unos días más.

Noticias relacionadas

Según ha apuntado el programa El Larguero de la Cadena SER, Casillas ya ha podido caminar en la habitación del hospital con buen aspecto, lo cual da síntomas de su notable mejoría, pero Manu Carreño también ha señalado que "lo normal es que el lunes ya pueda recibir el alta hospitalaria".

Durante su estancia en el hospital y tras conocerse la noticia de lo ocurrido, el mítico guardameta del Real Madrid y de la selección española ha recibido miles de mensaje de apoyo en señal de afecto a su figura. Su compañero de equipo Óliver Torres también ha querido hacerle una visita en persona, asegurando que "está como un toro" y que su aspecto es magnífico.

Prevención ante todo

Su mujer Sara Carbonero también acudió al centro hospitalario a ver al guardameta, y tras pasar un rato con él, la periodista desveló que "está bien pero se va a quedar unos días más". Así las cosas, con el susto ya pasado, es cuestión de tiempo que la vida de Casillas vuelva a la normalidad pese a que ya no volverá a vestirse de corto al menos en lo que queda de temporada.

[Más información: Primeras palabras de Sara Carbonero tras el infarto de Iker Casillas]