El Barcelona venció por 3-0 al Liverpool en la eliminatoria de ida de las semifinales de Champions League. Un triunfo que posiciona al conjunto azulgrana con un pie y medio en la final de la competición europea, pero que salió caro a Clément Lenglet. El propio central confesó en Radio Montecarlo que se fracturó un diente durante el enfrentamiento.

Noticias relacionadas

El francés explicó que perdió un trozo de diente pero que "no es serio". "¡Estoy contento de seguir perdiendo trozos de forma regular si seguimos ganando!", aseguró. También habló sobre el duelo con Salah en el partido: "Fue un período del partido difícil. Tuve que adaptarme a la distancia a la que tenía que mantener a Salah".

Asimismo, apuntó que "no puedes dejarle espacio para que juegue el balón en profundidad pero al mismo tiempo debes estar lo suficientemente cerca como para entrarle en el momento apropiado". "Fue un poco mejor pasados esos 20 minutos, aunque estos partidos son siempre difíciles", añadió.

Lenglet y Coutinho celebran el primer gol del Barcelona EFE

Por último, consideró que después del inicio encontró un poco más fácil colocarse y analizar a qué distancia debía estar para mantenerlo de espaldas a portería tanto como fuese posible y para poder tener, cuando giraba, tiempo para obtener ayuda de sus compañeros.

[Más información en: El Barça acaricia la final de Champions con una exhibición de Messi ante el Liverpool]