Leo Messi puso el broche perfecto a una gran noche de Champions League en el Camp Nou. Con el 2-0 en el marcador, el argentino se disputo a lanzar una falta en el borde del área del Liverpool que acabaría dentro de la red de la portería que defendía Alisson. El gol levantó las gradas del estadio azulgrana, incluidos a parte de la prensa.

Rio Ferdinand y Gary Lineker estallaron de júblico en la cábina del canal británico BT Sport. Ambos exfutbolistas se saltaron, rieron y se abrazaron tras el gol de Leo Messi. En el caso de Lineker es un confeso admirador del argentino y en el caso de Ferdinand, buen amigo de Cristiano Ronaldo, lo justifica por su pasado en el Manchester United.

[Más información: El Barça acaricia la final de Champions con una exhibición de Messi ante el Liverpool]