El pasado año, la MLS confirmó que David Beckham sería el dueño de la nueva franquicia de la máxima Liga americana de fútbol. El inglés, que compitió en tierras estadounidenses con Los Angeles Galaxy, dio a conocer el nombre y marca del nuevo equipo. Este acabaría siendo Internacional de Miami y por ello, el Inter de Milan se está preparando para poner una demanda.

En la escuadra italiana, según Calciomercato, entienden que la marca "Inter" debería ser exclusiva, y dada la historia detrás su club, debería pertenecer únicamente a la escuadra transalpina. La franquicia de David Beckham defiende que ese nombre se utiliza a lo largo y ancho de todo el mundo y que incluso, la nomenclatura del equipo italiano no es así, sino FC Internazionale.

Este es solo uno de los problemas que el antiguo jugador del Real Madrid ha tenido que enfrentarse. Hasta el mes pasado no se tenía constancia de dónde iba a disputar Miami sus partidos como local. Finalmente jugarán sus primeras dos temporadas en el Lockhart Stadium de Fort Lauderdale, que fue renovado hace pocas fechas.

Así será el Miami Freedom Park, el increíble estadio del club de David Beckham

A continuación, pasarían a la que sería su casa definitiva, el Miami Freedom Park, cerca del Aeropuerto Internacional de Miami. El Inter de Miami debutará en la MLS en 2020 después de un largo proceso de creación que ha durado ocho años.

[Más información: La emoción de Beckham al descubrir su estatua en el campo de LA Galaxy]