Jordi Alba, defensa del Barcelona, elogió el liderazgo del capitán de la selección española, Sergio Ramos, en la víspera del duelo ante Malta en La Valeta. Rival a nivel de clubes en el eterno enfrentamiento entre Real Madrid y Barça, pero gran amigo como compañero de selección del andaluz, el lateral se deshizo en elogios.

Noticias relacionadas

"Sabemos que Sergio es un jugador importante en su club y la selección. Es un referente para la gente que viene de abajo. Lo ha demostrado en muchos partidos que tiene muchísima responsabilidad y que tira del carro del equipo. Es un privilegio tenerlo en la selección", manifestó.

Por otro lado, admitió que el tiempo que estuvo sin ser llamado a la selección española por Luis Enrique le hizo "reflexionar" y que, tras ganarse su regreso, en el "mejor momento" de su carrera, desea quedarse para siempre.

"Después de tantos años no venir me hizo reflexionar. Luis Enrique me conoce a la perfección, pero entiendo que tiene que ver muchos jugadores. Es una etapa nueva y mi ilusión siempre ha sido querer venir", dijo.

"Sabía que estaba haciendo las cosas bien en mi club, que estoy en el mejor momento de mi carrera, y cuando volví fue como la primera vez que me llamó Vicente del Bosque. Hay que darle valor cuando se viene, es ilusionante, siempre lo he tenido presente y tenía muchas ganas de volver. Ojalá ahora pueda quedarme para siempre, hasta que me retire", añadió.

Rodrigo y Jordi Alba celebran con la Selección EFE

Jordi Alba destacó el nivel de juego que mostró España en el inicio del camino a la Eurocopa 2020, por encima del corto resultado a favor que consiguió frente a Noruega en Mestalla.

"Hicimos un partido muy serio, nos pudimos ir con una ventaja más amplia al descanso, pero en el fútbol te puede pasar factura el gol. Hicimos a la perfección lo que nos pidió el míster", subrayó.

"El nivel fue muy alto desde el primer al último minuto, sabiendo la dificultad que tiene cualquier selección que te puede complicar la vida. El equipo respondió a lo que pidió el míster. Todos salimos satisfechos porque hicimos un grandísimo partido", añadió.

Esa línea es la que la selección española debe mantener ante Malta, un rival que "va a salir con mucha ilusión a intentar ganar el partido", dijo Jordi Alba. Por eso, pese a la enorme distancia de calidad entre ambas selecciones, mostró respeto y afirmó que "va a ser un partido muy difícil".

"Sabemos que es la 180 del mundo, pero hoy en día en el fútbol no tenemos que tener ese dato como referencia porque cualquier equipo te puede complicar la vida. El otro día vimos que fuimos mejores ante Noruega y acabamos sufriendo en los últimos minutos con balones largos. Hay que salir a tener la posesión de balón y seguro llegarán las ocasiones y tendremos la oportunidad de meter goles", sentenció.

[Más información: Luis Enrique: "Mañana habrá cambios... Ya veremos cuántos"]