José Mourinho ha salido a escena para desmentir los informes que el diario Mirror publicó el pasado 19 de marzo. El periódico inglés hizo público una parte del contenido que supuestamente el portugués había escrito durante la temporada 2005/2006 sobre varios jugadores del Barcelona, antes  de disputarse el encuentro entre el conjunto culé y el Chelsea.

Noticias relacionadas

El técnico luso ha negado a SunSport la autoría de estos informes: "Siento decepcionar a aquellos que creen que escribí los informes, pero no lo hice. Los informes no son míos, yo no los escribí".

Asimismo, aseguró que el último informe que escribió lo tiene en casa, cuando estaba en Barcelona durante la temporada 1999/2000. "Fui asistente y compartí con otros colegas la responsabilidad de analizar y preparar documentos sobre nuestros oponentes para el director técnico", apuntó.

José Mourinho, en un partido del Real Madrid en el Santiago Bernabéu

También manifestó que desde que llegó al Benfica y hasta ahora sus análisis nunca se convirtieron en "informes oficiales", sino en ideas clave que le ayudaban a preparar el trabajo de los entrenamientos y la planificación de partidos. "Los informes oficiales siempre fueron realizados por analistas, asistentes y técnicos informáticos, pero nunca por mí", aclaró.

"No quiere arrojar sospechas sobre nadie"

Por otro lado, fuentes cercanas a Mourinho, según señala The Sun, afirman que el portugués está muy molesto con el asunto. "José no sabe cómo se filtraron los informes y no quiere arrojar sospechas sobre nadie", sentenciaron.

En los informes, resultó llamativa alguna frase acerca de Messi, Ronaldinho y Iniesta. Pero el mensaje más sorprendente es acerca del por aquel entonces jefe de la zaga culé, Puyol: "Agresivo pero muy emotivo. Se vuelve loco con el árbitro en faltas contra él y se vuelve loco con las provocaciones"

[Más información en: Mourinho rompe su silencio tras la vuelta de Zidane al Real Madrid]