El colegiado polaco Szymon Marciniak necesitó la ayuda del VAR para certificar que el gol del Olympique de Lyon frente al Barcelona había sido legal. Un tanto que volvía a meter a los franceses de lleno en la pelea por la eliminatoria con más de media hora por disputarse.

Noticias relacionadas

El conjunto culé no estaba desplegando su mejor juego en la segunda parte. El cuadro galo lo aprovechó y consiguió reducir diferencias con un gran tanto. La tensión se produjo durante varios minutos, ya que la tecnología arbitral entró de lleno para visualizar si la posición de uno de los jugadores al inicio de la jugada era legal. Tras ver las primeras imágenes, quedaba claro que todo era legal.

Una acción acertada, pero que no hacía olvidar el fallo arbitral concedido en el primer tiempo, cuando señalaba penalti sobre Luis Suárez. Un partido en el que el colegiado iba a ser el verdadero protagonista del choque, ya que las cámaras apuntaban en cada decisión polémica a Marciniak. Estas acciones han condicionado un partido que llegaba a Barcelona con un 0-0 en el partido de ida. 

[Más información: Dudoso penalti sobre Luis Suárez a favor del Barcelona]