Noticias relacionadas

El Girona y la Real Sociedad sumaron este lunes un punto que les permite continuar caminando hacia sus respectivos objetivos: la permanencia en la máxima categoría del balompié español, en el caso de los rojiblancos y la Europa League en el del cuadro donostiarra. [Narración y estadísticas: Girona 0-0 Real Sociedad]

Empate sin historia

Con la moral al máximo después de materializar una histórica e inesperada victoria en el Santiago Bernabéu por 1-2 que le permitió poner fin a una dramática racha de hasta diez jornadas consecutivas sin sumar los tres puntos, el Girona saltó al césped de Montilivi con la intención de brindarle una nueva victoria a una afición que no ve vencer a sus futbolistas en la liga desde que el pasado 27 de octubre al Rayo Vallecano.

El control de la posesión fue para la Real Sociedad, revitalizada desde la llegada de un Imanol Alguacil que le ha cambiado la cara al equipo hasta el punto de que, diez jornadas después de aterrizar en el banquillo de Anoeta, todavía no conoce la derrota, pero las ocasiones más claras de la primera mitad las protagonizó el bando local.

El 4-1-4-1 que ha dibujado Eusebio Sacristán en los dos últimos partidos no solo le ha servido al Girona para recuperar el rumbo y la confianza, también le ha permitido multiplicar la solidez defensiva y la capacidad para acercarse con peligro al área rival, como evidenció un Lozano que en el minuto 36 obligó a Rulli a inventarse una preciosa estirada para desviar, de forma providencial, un disparo que iba encaminado a las redes.

Pocas ocasiones

La del delantero hondureño, premiado por un Eusebio que, en un ejercicio de meritocracia digno de mención, alineó a los once futbolistas que culminaron la remontada contra el Real Madrid, fue la ocasión más clara en una primera mitad en la que Stuani, por el Girona, y Juanmi, por la Real, también pudieron dejar su firma en el encuentro.

La plaga de bajas que asola el vestuario del cuadro realista, que compareció en Montilivi sin cuatro de sus mejores hombres -Willian José y Theo, sancionados; y Illarramendi y Januzaj, lesionados-, se erigió en una losa demasiado grande para una Real Sociedad que, eso sí, continúa siendo, junto al Barcelona, el único equipo de la competición que todavía no ha perdido en lo que va de 2019.

La Real fue incapaz de encontrar la tecla para superar la defensa de un Girona que, cimentada en unos inconmensurables Alcalá y Juanpe, no dejaba la portería a cero desde el 10 de noviembre.

Girona 0-0 Real Sociedad

Girona: Bono; Jonás Ramalho, Alcalá, Juanpe, Raúl García Carnero; Aleix García, Douglas Luiz (Pere Pons, 69'), Granell; Portu, Stuani (Dpumbia, 85'), Lozano (Borja García, 65').

Real Sociedad: Rulli; Zaldua, Diego Llorente, Raúl Navas, Aihen Muñoz; Zubeldia, Zurutuza (Rubén Pardo, 78');Mikel Oyarzabal, Mikel Merino (Héctor Moreno, 87'), Sandro Ramírez; Juanmi (Bautista, 72').

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité navarro). Amonestó a Stuani (33'), Lozano (54'), Douglas Luiz (66'), Granell (70') y Mikel Merino (85').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 25 de La Liga disputado en el Estadio Municipal de Montilivi (Gerona) ante 10.170 espectadores.