Julián Chamero David Hormigos

Álvaro Morata fue el principal protagonista de una nueva victoria del Atlético de Madrid, esta vez ante el Villarreal en la jornada 25 de La Liga. El conjunto rojiblanco abrió el marcador a la media hora y estuvo gran parte de la segunda parte arriesgándose a recibir el empate de los castellonenses. Sin embargo, finalmente fue Saúl Ñíguez el que cerró el marcador en los minutos finales. [Narración y estadísticas: Atlético de Madrid 2-0 Villarreal]

Diego Pablo Simeone devolvió la titularidad a Morata en detrimento de Diego Costa, demostrando que la competencia entre ambos arietes puede ser la mejor baza ofensiva de los colchoneros, pues tanto el madrileño como el de Lagarto están sumando muy buenos minutos en los últimos encuentros. Por su parte, Javier Calleja dispuso un esquema de tres centrales, buscando alargar esa racha de siete partidos consecutivos sin perder ante el Atlético.

Morata dispara a puerta en el Atlético - Villarreal Reuters

El partido comenzó sin un dominador claro. En los primeros minutos, el Villarreal se adueñaba del partido y con transiciones rápidas en el centro del campo llegaron con relativa claridad al área rojiblanca. Toko Ekambi estuvo a punto de adelantar a los de Javier Calleja en el minuto 9, pero su disparo, centrado, lo sacó Oblak

A partir de ese momento, el Atlético de Madrid generó ocasiones, se hizo con el balón y eso lo agradeció el ataque rojiblanco. Arias, muy participativo en banda derecha, colocaba buenos centros para Griezmann y Morata, pero éstos no conseguían ver puerta. En el 22' llegó la primera, cuando el reciente fichaje del equipo rojiblanco lo intentaba al rematar de volea un gran balón, pero Asenjo sacó una buena mano abajo para continuar con el empate a cero.

La insistencia del Atlético tendría premio y era precisamente Morata el que adelantaba a su equipo con un buen disparo ajustado al palo tras un preciso centro raso por banda izquierda. Era el minuto 31 y el Atlético de Madrid ponía el partido donde quería. Pese al tímido intento del Villarreal de dar la réplica, el partido finalizó sus primeros 45 minutos sin apenas ocasiones, gracias en parte a la defensa adelantada que planteó Diego Pablo Simeone para desactivar a Bacca y Toko Ekambi.

Luchar hasta el final

No obstante, la segunda parte fue bien distinta. Y es que, si a los dos minutos de señalarse la reanudación del encuentro, Morata reclamó penalti por un manotazo de Funes Mori, el resto del partido fue un constante intercambio de golpes en donde el conjunto local jugó con fuego. No en vano, a medida que pasaban los minutos, el Villarreal parecía acercarse con más peligro a la portería defendida por Oblak. Si bien no hubo una ocasión realmente clara, el dominio del juego rojiblanco se esfumó, y mientras que Javier Calleja quiso espolear a los suyos mediante los cambios, Simeone parecía esforzarse por cerrar el resultado.

Las sustituciones hablan por si mismas. Calleja dio entrada a un extremo -Chukwueze- y un mediapunta -Pablo Fornals- en lugar de un central -Funes Mori- y un centrocampista defensivo -Cáseres-, además de hacer un mero cambio de delanteros -Gerard Moreno por Bacca-. Por su parte, el técnico argentino intentó amarrar el centro del campo dando entrada a Thomas en lugar de un Lemar que acusó de abusar demasiado de la conducción del balón. Otro que se fue, esta vez ovacionado, fue un Morata que firmó su mejor partido con la elástica rojiblanca.

Por él entró Diego Costa, quien no dejó de pelearse en ningún momento con los defensas, generando los mayores peligros de los suyos y demostrando que ha vuelto en plena forma tras su lesión. Sin embargo, no fue el brasileño quien sentenció el partido, para desgracia de un Villarreal que lo intentó hasta el final. Fue Saúl Ñíguez, quien aprovechó un balón en largo de Diego Costa para superar con un 'sombrerito' a Asenjo y frustrar todas las esperanzas del 'Submarino Amarillo'.

Atlético de Madrid 2-0 Villarreal

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Savic, Giménez, Filipe Luís; Koke (Vitolo, 90'), Rodri, Saúl Ñíguez, Lemar (Thomas, 64'); Morata (Diego Costa, 57'). Griezmann.

Villarreal: Asenjo; Mario Gaspar, Funes Mori (Chukwueze, 56'), Álvaro González, Víctor Ruiz, Pedraza; Iborra, Czorla, Cáseres (Pablo Fornals, 76'); Toko Ekambi, Bacca (Gerard Moreno, 68').

Goles: 1-0, 31' Morata; 2-0, 88' Saúl Ñíguez

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Amonestó a Álvaro González (66'), Cáseres (70') y Víctor Ruiz (79').

Incidencias: Partido correspondiente la jornada 25 en La Liga disputado en el Wanda Metropolitano (Madrid) ante 59.114 espectadores.