Noticias relacionadas

El Villarreal salió a flote en Europa con una victoria por la mínima en el estadio del Sporting de Portugal con un tempranero gol de Alfonso Pedraza que le permite afrontar la vuelta con ventaja y le da moral ante su mala situación en la Liga española. El extremo, que marcó en el minuto dos tras una buena jugada de Chukwueze, dio el triunfo a los amarillos en un partido en el que al conjunto lisboeta le costó entrar y no tuvo suerte de cara a meta, donde un Andrés Fernández muy seguro evitó varios tantos verdiblancos. [Narración y estadísticas: Sporting de Portugal 0-1 Villarreal]

El Villarreal retorna a casa y a La Liga, donde es penúltimo, con un resultado positivo para la vuelta de los dieciseisavos de final de la Europa League, que se disputará la próxima semana en el Estadio de La Cerámica. Con un Villarreal muy pendiente del torneo local y un Sporting que afronta este fin de semana un partido complicado en la máxima competición lusa contra el Sporting Braga, el encuentro europeo contó con muchas caras poco habituales en los dos lados.

El Sporting intentó entrar fuerte en el partido pero el Villarreal consiguió sorprenderle con un gol en su primera jugada de ataque. En una arrancada por la derecha, el nigeriano Chukwueze dejó atrás al argentino Marcos Acuña -que jugó como lateral- y entró en el área verdiblanca, dejó el balón atrás y lo cazó Pedraza, que lo mandó a las redes con un zurdazo. Era el minuto 3 y el Villarreal ya iba por delante, contrariando las palabras de su técnico el día anterior, que había reconocido que este año no están finos de cara al gol.

Bas Dost, del Sporting de Portugal, espera para reanudar luego del gol de Villarreal en Europa League JOSE SENA GOULAO EFE

El tanto dejó tocado a los 'leones', que cayeron a hacer faltas en el medio campo y recibieron dos amarillas en sólo quince minutos, a lo que se sumó un nuevo contratiempo: la lesión de Bruno Gaspar, que salió en camilla y tuvo que ser sustituido por el macedonio Ristovski. Aun así, el Sporting se fue animando y consiguió que los amarillos dieran varios pasos atrás en el campo, aunque sin crear verdadero peligro para la meta de Andrés Fernández. Tras una fase en la que apenas se salió del medio campo, los últimos minutos del primer tiempo fueron de ida y vuelta, con un Villarreal intentando pillar a los verdiblancos en un contraataque y mejorar el resultado.

El conjunto groguet tuvo también la primera oportunidad de la segunda parte, un remate de Bacca que pasó rozando el poste izquierdo. Pero después de eso, fue el turno del Sporting de buscar el gol. Los "leones" asustaron con un zapatazo cruzado del uruguayo Sebastián Coates y un remate de cabeza de Bas Dost, pero Andrés Fernández evitó el gol con dos grandes paradas.

Cuando más apretaba, justo después de un tiro al palo de Rapinha, el Sporting se quedó con diez. Acuña vio la segunda amarilla tras una imprudente entrada que hizo que recibiera los pitos de su propia afición cuando abandonó el terreno de juego. A pesar de estar con uno menos, los locales no dejaron de buscar el empate y consiguieron encerrar al Villarreal en su área durante unos minutos. Al final, los amarillos parecían conformes con la victoria por la mínima ante un Sporting que, al ver que se le escapaba el partido, se desquició e hizo varias duras faltas en los últimos minutos.

Sporting de Portugal 0-1 Villarreal

Sporting de Portugal: Salin; Bruno Gaspar (Ristovski, 27'), Coates, André Pinto, Acuña; Petrovic (Wendel, 70'), Miguel Luís; Jovane Cabral (Phellype, 69'), Bruno Fernandes, Raphinha; Bas Dost.

Villarreal: Andrés Fernández; Álvaro González, Funes Mori, Víctor Ruiz; Mario Gaspar, Trigueros (Cáseres, 63'), Javi Fuego, Pedraza; Chukwueze (Raba, 74'), Bacca, Pablo Fornals (Iborra, 80').

Goles: 0-1, 3' Pedraza.

Árbitro: Clément Turpin (Francia). Amonestó a Miguel Luís (15'), Raphinha (45+2'), Andrés Fernández (72'), Cáseres (92'), Bruno Fernandes (93') y Phellype (94'). Expulsó a Acuña (6' y 76')

Inidencias: Partido correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Europa League disputado en el Estádio José Alvalade (Lisboa, Portugal) ante 27.134 espectadores.