Yousuf y Yohan Salwan Zetuna son dos hermanos de 19 y 18 años de edad respectivamente. Ambos tuvieron que huir de su país natal, Irak, por cuestiones religiosas y amenazas de muerte en 2007. Desde entonces, su periplo por varios países ha sido constante. 

Ahora, diez años después de abandonar Irak, han recalado en un equipo mexicano. El Club Alebrijes de Oaxaca cerró la contratación para el torneo clausura 2019 de estos dos hermanos el pasado 31 de enero. Yousuf es delantero, mientras que Yohan juega como defensa.

Tras su fichaje por el Club Alebrijes de Oaxaca, ambos hicieron historia en el fútbol mexicano profesional al convertirse en los primeros futbolistas iraquíes en ser registrados para jugar en suelo azteca. 

Irak, Turquía, EEUU y... México

La familia de Salwan Zetuna tuvo que abandonar Irak en 2007, cuando Yousuf y Yohan tenían seis años, por amenazas de muerte y cuestiones religiosas, ya que ellos profesan la religión católica y en tierras iraquíes predomina la creencia musulmana.

Antes de recalar en tierras mexicanas, pasaron por Turquía y Estados Unidos, donde vivieron diez años, antes de llegar a México en 2017, donde vive uno de sus familiares en el estado de Oaxaca.

La llegada a México y los problemas

Tras varios años fuera de su país natal, en 2017 llegaron a México, pero no fue hasta 2019 cuando hicieron las pruebas con los Alebrijes de Oaxaca gracias a uno de sus tíos.

Todo ello fue debido a que no tenían los papeles necesarios para trabajar legalmente en el país. A principios de 2019 obtuvieron su visado de trabajo y Santiago San Román, presidente de Alebrijes, quedó encantando con el talento de los dos y decidió darles una oportunidad. Otro problema que tuvieron que superar fue que los dos eran menores de edad. Mientras tanto, entrenaban con el equipo hasta el pasado año. 

"Nuestro sueño siempre fue ser jugadores profesionales, por eso trabajamos muy duro todo este tiempo. Cuando nos registraron con el equipo fue uno de los mejores días de mi vida", señaló Yousuf para una web mexicana. 

Yousuf Zetuna visitando el Santiago Bernabéu. Foto: Twitter

San Román, un 'padre' para ellos

El presidente de Alebrijes se ha convertido en una de las figuras más importantes para estos dos hermanos, ya que tiene mucha 'culpa' de que hayan cumplido uno de sus sueños. 

"Yohan y Yousuf tienen un tío que lleva viviendo más de 30 años en Oaxaca. Ellos tuvieron que salir de Irak por la problemática social que hay. Vivieron un tiempo en Estados Unidos y después vinieron en teoría a trabajar con el tío, pero ellos fueron deportistas siempre, ya que tienen formación deportiva y militar en Irak", comentó para una web mexicana Santiago San Román.

"El tío es conocido dentro de la institución. Nos comentó que tenía dos sobrinos futbolistas y que si podían hacer una prueba sin ningún compromiso. La verdad es que mostraron cosas interesantes. Además de que poseen buenas condiciones físicas, la edad es importante, por lo que en un futuro puedan ser jugadores importantes para nosotros", dijo el presidente. 

Yohan Zetuna. Foto Facebook: Yohan Zetuna

El proceso de incorporación de ambos jugadores asiáticos tardó en llegar y finalmente fueron registrado con el torneo clausura ya en marcha. 

"Nunca habían estado registrados en el fútbol profesional. De hecho, lo hacen tarde porque en el sistema FIFA ellos no aparecían ni en el fútbol iraquí, ni en el fútbol de los Estados Unidos, por lo que la Federación de EEUU había tardado en mandarnos la aprobación y el visto bueno para poder incorporarlos al equipo", manifestó.  

Sobre cómo se irán acoplando al equipo y la forma en la que se comunicarán, el presidente de Alebrijes señaló están trabajando con ellos poco a poco: "Hay que ir paso a paso con los dos, aunque con Yousuf va a ser más fácil todo. Ambos tienen mucha proyección y se van a convertir en grandes jugadores con nosotros, aunque ahora mismo están en un escalón por debajo de los demás jugadores".

"Ellos hablan inglés y tenemos a un jugador que también lo hace, por lo que podrá ayudar. El grupo los ha aceptado de una manera extraordinaria y parece que llevasen 5 años en equipos profesionales. Estamos muy contentos, ya que es una experiencia muy buena tanto para ellos como para nosotros".

[Más información: Abdel, el portero que dejó el fútbol para unirse al Estado Islámico y fundó una milicia]