El futbolista ruso Alexandr Kokorin (Zenit), que se encuentra en prisión preventiva desde octubre pasado, pidió hoy perdón en una carta abierta por sus actos de agresión y gamberrismo. 

"Soy Alexandr Kokorin y quiero disculparme ante mis aficionados, compañeros de equipo y cuerpo técnico. Porque les fallé y no puedo tomar parte ni en los entrenamientos ni en la competición", señala la carta.

Kokorin, que fue encarcelado junto a su amigo Pável Mamáev (Krasnodar), admite que "como deportista y persona pública" no debía haberse comportado de esa forma.

"Me disculpo, no me pude controlar. Reconozco que mi reacción a los insultos hacia mi persona, mi hermano y los presentes fue excesiva, pero después del conflicto me disculpé públicamente y estoy dispuesto a compensar el daño realizado", agregó.

Tiene pendiente una vista

El futbolista, que hizo pública la carta en víspera de la vista en la que el tribunal podría prolongar otros dos meses su prisión preventiva, insistió: "He aprendido totalmente la lección. La cárcel ayuda a ello. Me gustaría salir en libertad, practicar activamente deporte y dedicar todo el tiempo libre a mi familia".

"Kokorin se disculpa para nada", titula el diario deportivo Sport Express, el más leído de este país.

En su opinión, la carta, que consideran un truco de los asesores y abogados del futbolista, no servirá de nada, ya que no es la primera vez que Kokorin se disculpa.

La policía rusa detiene por vandalismo a Kokorin (Zenit) y Mamáev (Krasnodar) MVD HANDOUT Agencia EFE

Al mismo tiempo, vuelve a insistir en que su desproporcionada reacción fue una respuesta a un insulto, cuando otros testigos aseguran que los futbolistas y sus acompañantes fueron los que causantes del conflicto.

El médico del Zenit asegura que Kokorin sufre artrosis en una rodilla debido a la grave lesión que le tuvo en el dique seco durante medio año y que la ausencia de una correcta rehabilitación puede conducir al fin de su carrera profesional.

Encerrados hasta el 8 de abril

Según informó el Tribunal Tverskói de Moscú, los investigadores solicitaron al tribunal que ambos futbolistas permanezcan en la prisión de Butirka hasta el 8 de abril.

La prensa había informado de que el juicio contra los futbolistas comenzaría a principios de este año, pero el tribunal no se ha pronunciado al respecto.

A finales del pasado año, el tribunal ya desestimó los argumentos de los futbolistas, que le pidieron encarecidamente que les permitiera pasar las Navidades con sus familias.

Kokorin y Mamáev fueron encerrados a mediados de octubre en virtud de la parte 2 del artículo 213 (gamberrismo) y 116 (agresión) del código penal, lo que puede acarrearles penas de hasta siete años de cárcel. 

Ambos fueron detenidos después de agredir brutalmente el pasado 8 de octubre a dos funcionarios y a un conductor, que por el momento se han negado a retirar la denuncia o pactar con los abogados de los futbolistas.

[Más información: En Rusia piden aumentar la prisión preventiva de Kokorin y Mamáev]