Si se ha subido a un taxi en Madrid en los últimos años puede que, sin que usted lo sepa, haya sido cliente del que fue considerado mejor futbolista de Europa con 14 años. Su nombre es Gerardo García Berodia (6 de junio de 1981, Madrid) y en la actualidad compagina este trabajo, ahora como empresario, con el de futbolista en el Unión Adarve de Segunda B

Él es el taxista-futbolista, aunque desde hace poco también ejerce como agente de jugadores ya que ha montado su propia compañía. Sin duda, la huelga que ha paralizado Madrid le ha tocado de cerca y no ha dudado en defender a su gremio afirmando, hace unos días, que "también han sufrido agresiones, aunque haya salido lo de la hija de Carlos Sainz al ser una persona pública y conocida".  

A sus 37 años sabe que "la gasolina se está acabando" y pide que se cumpla la ley del 1 VTC por cada 30 taxis. El jugador asegura estar luchando por su futuro y el de muchas familias, aunque él también quiere seguir ligado al fútbol y por eso ha montado una agencia de representación.   

Apostó por el taxi debido a su pasión por conducir y como una forma de completar su salario como futbolista. En un reportaje en televisión emitido hace algunos años afirmó que no ha ganado "tanto dinero como Cristiano Ronaldo" y por eso se tuvo que buscar otro trabajo.  

Compañero de Casillas y campeón de Europa

La historia de Berodia está llena de sobresaltos y contrastes. Fue proclamado MVP del campeonato de Europa en categoría infantil y firmó un contrato de tres temporadas con la marca deportiva Nike. Sin embargo, todo cambiaría cuando le fue diagnosticado un tumor en el tobillo en su primer curso como cadete.

Berodia era canterano del Real Madrid y compartía equipo con Casillas entre otros míticos futbolistas como David Aganzo, hoy presidente de la AFE, o Corona. Dentro de esa generación, destacaba como centrocampista talentoso. Si Iker era 'El Santo' a Gerardo se le consideraba 'El Mago' de una plantilla que se proclamó campeona continental. 

Iker Casillas y Gerardo Berodia, durante su época en la cantera del Real Madrid

La carrera de Berodia se truncó debido a un cáncer que a punto estuvo de costarle la amputación del pie. Con mucho esfuerzo y gracias a su afán de superación, finalmente pudo volver a jugar al fútbol. Cuando regresó, Casillas ya era el portero del Real Madrid y muchos de sus antiguos compañeros disputaban partidos en Primera División.

Aquel talentoso futbolista, que era una de las grandes joyas de la cantera madridista, tuvo que conformarse con ser uno de los mejores jugadores del fútbol popular madrileño. Su explosión llegó a los 26 años en el Leganés cuando cuajó una sensacional campaña en 2ªB. 

La fama en Bolivia: imagen de BMW

Sin embargo, su gran aventura en el loco mundo del balompié le llegaría superada la treintena. Berodia ficha por el Jorge Wilstermann de Bolivia en 2013 y, rápidamente, se convierte en un héroe para la afición. Tras la expectación que levanta por su fútbol en el país sudamericano que, tan solo tres semanas después de su llegada, firma su renovación por tres temporadas más. 

Gerardo se convierte en toda una estrella. El madrileño protagoniza campañas de moda e incluso es la imagen de BMW en Bolivia. Nunca imaginaba que su futuro también estaría vinculado, aunque de forma muy diferente, a los coches. La etapa de Berodia en Sudamérica llega a su fin en 2014 cuando su hijo tiene un grave accidente. 

Gerardo Berodia, en un acto promocional de BMW

La vida vuelve a golpear a Berodia. El pequeño sufre varios cortes que provocan que tenga distribuidos por su cuerpo más de 600 puntos de sutura. El futbolista, entonces, decide regresar con su familia a España y pone punto y final a la etapa de focos, campañas de publicidad y éxito en la región de Cochabamba

Es entonces cuando ve el taxi como una buena oportunidad de negocio y se hace con una licencia. El futbolista entrena de noche, pero se levanta cada día a las 6 de la mañana para trabajar más de nueve horas conduciendo por las calles de la capital. Lo compatibiliza con sus sesiones en el Navalcarnero, primero, y después en el URJC Móstoles. Berodia es considerado entonces el mejor jugador de la Tercera División madrileña. 

Luego le llegó la oportunidad de la Segunda B en el Rayo Majadahonda en 2017 y en el Unión Adarve, el mítico club del Barrio del Pilar, durante la actualidad temporada. A pesar de su actividad en la categoría de bronce del fútbol español, no ha dudado en secundar cada una de las manifestaciones del taxi en contra de las VTC.

Presente en la huelga del taxi

Berodia, además de marcar en los campos de fútbol, quiere ahora golear a Uber y Cabify. Ya no conduce el taxi desde hace medio año, debido a sus obligaciones también como empresario en el sector futbolístico, aunque tiene contratado a un trabajador que es el que se encarga de 'darle al rosco' a diario. 

A pesar de sus horarios, no ha dudado en estar en las manifestaciones de los taxistas por las calles de la capital de España. La que no ha faltado a ninguna ha sido su mujer, que está siendo una activista más de la guerra del taxi contra las VTC y las administraciones públicas. 

Aquel chico que fue estrella infantil del Real Madrid y era considerado una de las mayores promesas del mundo, ahora es uno más en la huelga del taxi que ha colapsado las arterias más importantes de la ciudad como el Paseo de la Castellana o la Gran Vía