El Mónaco vive una situación límite. El conjunto monegasco ha pasado de ser campeón de la Ligue-1 hace tan solo dos temporadas a luchar por no descender a la segunda categoría del fútbol francés. La pérdida de jugadores como Mbappé, Bakayoko, Mendy o Lemar ha mermado mucho a los franceses en estas dos temporadas y se les hará muy largo el final de temporada en su lucha por no caer a la segunda división.

Noticias relacionadas

El mal inicio de temporada, con resultados nefastos en la Champions League y dejando muy mala imagen en el campeonato local. Intentaron salir de la mala situación despidiendo en el mes de octubre a Leonardo Jardim, artífice del título liguero y las semifinales en competición europea hace tan solo dos campañas, también descubridor de jóvenes talentos como el último Trofeo Kopa o Thomas Lemar.

El sustituto elegido es todo un emblema del fútbol francés, Thierry Henry. El ex del Arsenal llegaba al conjunto monegasco en su primera experiencia como primer entrenador después de ser ayudante de Roberto Martínez en la selección belga y el experimento no salió bien, ya que el equipo no mejora.

Leonardo Jardim, en un entrenamiento del Mónaco

Tal es la desesperación en el principado por intentar levantar la situación que según informa el Daily Mirror, el conjunto francés se plantea echar al exfutbolista francés para volver a traer a su predecesor, algo que muy pocas veces o ninguna se ha visto en el mundo del fútbol y que deja patente la mala situación que viven en el club francés que después de tocar la cima, temen caer al precipicio del descenso.

Los malos resultados ante el Estrasburgo en liga y la dura derrota en el Estadio Luis II en la Copa de Francia por 1-3 ante un equipo de Segunda División como es el Metz.

[Más información: La mirada 'asesina' de Henry a su jugador asusta: Badiashile rectificó rápido]