Los árbitros y asistentes de la Liga de fútbol griega anunciaron este jueves 20 de diciembre una huelga indefinida en protesta contra la violencia de la que son frecuentemente víctimas y en solidaridad con su colega Thanasis Tzilos, quien este miércoles fue agredido por desconocidos.

Noticias relacionadas

En un comunicado, la unión de árbitros denunciaron "la agresión cobarde" contra su colega y anunciaron una huelga indefinida "en señal de solidaridad" con él. Tzilos fue agredido la mañana del miércoles por tres encapuchados a la salida de su casa y tuvo que ser hospitalizado.

Una liga marcada por la violencia arbitral

En los últimos diez años 27 árbitros griegos han sido víctimas de agresiones físicas, de vandalismo contra sus bienes e incluso de ataques con explosivos, sin que ninguno de los responsables haya sido detenido. El fútbol griego atraviesa una crisis de credibilidad crónica, con acusaciones de partidos amañados y enfrentamientos graves entre aficionados de los clubes.

El Gobierno tuvo que suspender los campeonatos profesionales durante varias semanas en dos ocasiones en los últimos años -en 2015 y en la primavera pasada- y, en un esfuerzo de sanear el fútbol, pidió a la FIFA tomar las riendas de la Federación Griega de Fútbol -EPO-.

La primavera pasada el presidente del comité de la FIFA para supervisar la EPO, Herbert Huebel, recomendó incluso la expulsión de los clubes griegos y de las selecciones nacionales helenas de las competiciones internacionales, tras la invasión en el campo por parte del presidente de PAOK de Salónica, Iván Savvidis, portando un arma en el cinturón y acompañado por su guardaespaldas, en un partido contra el AEK de Atenas.

[Más información: El presidente del PAOK invadió el campo y amenazó al árbitro... ¡con una pistola!]