La jornada de este sábado 24 de noviembre tenía programada un encuentro en Murcia entre los equipos infantiles del Beniaján y del Lorquí. Sin embargo, todos los focos no iban a estar puestos sobre lo acontecido en el terreno de juego, sino que los padres que se encontraban en las gradas iban a ser los grandes protagonistas. Y es que en un momento determinado, comenzaron a insultarse y a pelearse de forma violenta entre aficionados de ambos equipos.

Noticias relacionadas

Lo más llamativo es que también había niños presentes, quienes han tenido que ver como algunos de sus progenitores perdían los papeles y comenzaban a llamarse de todo al mismo tiempo que se golpeaban. Dicha imagen no ha hecho más que dañar la reputación de los hinchas en las gradas de sus respectivos equipos, donde la convivencia últimamente brilla con su ausencia, y este tipo de acciones se están convirtiendo en algo habitual.

Durante el transcurso del duelo entre el Beniaján y el Lorquí, tras ver lo que estaba dando de sí la disputa en las gradas, hubo integrantes de ambos clubes que trataron de acercarse para evitar que la pelea fuera a más. A pesar de ello, ocurría todo lo contrario, pues cada vez se golpeaban unos a otros con más fuerza, dejando una lamentable imagen en un partido de categoría Infantil.

Comportamiento de niños pequeños

También hubo quien no quiso participar en la confrontación y decidió sacar el móvil para grabar la pelea, ya que se considera inaudito que algo así pueda pasar en un partido entre infantiles. Normalmente este tipo de acciones se suelen ver en los estadios de Primera División de las grandes ligas europeas, sobre todo en duelos decisivos o cuando el adversario es el eterno rival. A pesar de ello, Murcia ha sido la sede de un nuevo episodio de violencia, dejando muy manchada la imagen de convivencia y respeto que debe abundar entre hinchas de ambos clubes en las gradas.

[Más información: El árbitro sancionado por sortear a 'piedra, papel o tijera' no estará solo]