No es ningún secreto que la relación entre Quique Sánchez Flores y Luis Enrique es inexistente. Ambos fueron compañeros, y amigos, en el vestuario del Real Madrid durante los años 90, pero un supuesto chivatazo, en el que varios jugadores -entre ellos Luis Enrique- acusaban a Quique de ser el que desvelaba las conversaciones de los jugadores a Jorge Valdado, fue lo que encendió la mecha entre ambos. Ahora, varios años después, el exentrenador del Espanyol ha desvelado una curiosa anécdota de cuando la relación entre ambos era más que buena.

Noticias relacionadas

En su tiempo libre Quique, Laudrup, Míchel y Luis Enrique disfrutaban con PC Fútbol, un videojuego ya extinto en las videoconsolas y que generó alguna que otra disputa entre los jugadores blancos:

"Estábamos enganchadísimos, siempre que podíamos jugábamos. Yo era muy pesado porque de los cuatro el único que quería ver el visionado del partido era yo. Estábamos horas y horas jugando a eso y curiosamente los cuatro hemos sido luego entrenadores", contó el técnico madrileño en una entrevista para Jotdown.

Quique también desveló otra anécdota con los videojuegos, aunque esta pudo haber acabado en tragedia: "También jugaba al primer FIFA, una vez en mi casa Luis Enrique se cayó para atrás, se dio con una mesa de cristal y se cortó. Nos llevamos un susto importante", contó el entrenador.

Quique, candidato a ocupar el banquillo de México

Quique Sánchez Flores está sin equipo desde el pasado mes de abril, aunque este retiro podría ser temporal. Según publicó el diario valenciano Las Provincias, el técnico podría ocupar el banquillo de la selección de México, puesto que es uno de los principales candidatos. 

Juan Carlos Osorio se marchó tras el Mundial de Rusia. Desde entonces es Emilio Ferretti el que está dirigiendo de forma interina al combinado azteca.

Otros de los nombres que han sonado para ocupar el banquillo de la Tri es el de el 'Tata' Martino y el el propio Julen Lopetegui.

[Más información: España, sin jugadores del Barcelona tres años después]