El Atlético de Madrid ha anunciado el fichaje de Nikola Kalinic. El delantero centro croata llega procedente del Milan y firma por las próximas tres temporadas. Pese a que aún no se han desvelado cifras, se espera que el conjunto rojiblanco pague alrededor de 14,5 millones de euros por su pase. A sus treinta años, Kalinic es un ariete que destaca especialmente por su buen juego aéreo.

Noticias relacionadas

Salido de la cantera del Hajduk Split, atravesó varias cesiones a modestos equipos de su país (el NK Istra y el HNK Sibenik) antes de asentarse en el primer equipo, en 2007. Dos años después fichó por el Blackburn Rovers, donde permaneció nuevamente dos temporadas hasta que el Dnipro pagó seis millones de euros por sus servicios.

Con el conjunto ucraniano llegó a la final de la Europa League de 2015, la cual perdió ante el Sevilla. Ese mismo verano recalcó en la Fiorentina, donde comenzó a granjearse un nombre a nivel internacional. Su buen hacer en el equipo italiano le valió para fichar el pasado verano, en calidad de cedido, por el Milan, donde no cumplió las expectativas. Es por ello que los rossoneri, tras ejercer su opción de compra de veinte millones, han decidido venderlo al Atleti.

Polémica con la selección

Por otro lado, Kalinic debutó con la selección de Croacia en 2008, tras pasar por las categorías inferiores. Defendiendo los colores del país balcánico marcó quince goles en 41 partidos. Jugó las Eurocopas de 2012 y 2016, además de ser convocado para el Mundial de Rusia 2018. No obstante, abandonó esta cita antes de tiempo, siendo expulsado por negarse a jugar cinco minutos en el primer partido.

Con su llegada, el Atlético amplía su fondo de armario, logrando un rematador clásico para ejercer como teórico suplente de la pareja formada por Antoine GriezmannDiego Costa. Su llegada supone, además, la más que posible marcha de Kévin Gameiro, quien estaría muy cerca de recalcar en el Valencia.