En el fútbol existen rivalidades históricas, y una de las más conocidas es la que mantienen el Celtic Glasgow y el Glasgow Rangers. Ambos equipos no solo comparten ciudad, sino que son los dos mejores clubes de la historia de Escocia. Por si fuera poco, su enemistad trasciende los límites deportivos, representando el Celtic a la religión católica y la independencia de Escocia, mientras que el Rangers hace lo propio con el protestantismo y la unificación del Reino Unido.

Noticias relacionadas

El Old Firm, que es como se conoce al duelo entre ambos equipos, es uno de los enfrentamientos que más expectación despierta en el mundo entero, y no es para menos. Entre ambos equipos suman 102 Premier Leagues escocesas y 69 Copas de Escocia. Toda esta rivalidad da lugar a situaciones muy desagradables, como la que vivió el exfutbolista Nacho Novo este sábado 4 de agosto.

El exfutbolista viajó a Glasgow para poder acudir al primer partido del Rangers esta temporada, que se juega este domingo 5 de agosto a las 14:00 contra el Aberdeen. A la salida del aeropuerto, un hincha del Celtic se le acercó y le dijo algo que provocó la reacción de Nacho Novo. Este se giró y se le encaró. Tras unos momentos de tensión, en el que ambos sujetos se miraron fijamente frente a frente, la situación se saldó con relativa calma. Nacho, tras preguntarle al fanático que qué quería (sin obtener respuesta), se retiró de la escena, seguido brevemente por su contrincante.

Resulta que el atacante gallego, ya retirado, jugó seis años en el Rangers, conjunto al que llegó en 2004 procedente del Dundee y del que salió en 2010 rumbo al Sporting de Gijón. En esas seis temporadas jugó 190 partidos, en los que marcó 43 goles y repartió 17 asistencias. Se convirtió así en uno de los jugadores más queridos por la hinchada del Rangers...y por ende, en uno de los más odiados por la afición del Celtic.

El exjugador explicó posteriormente lo sucedido en Twitter tirando de ironía: "Llegamos al aeropuerto internacional de Belfast esta noche para apoyar a la comunidad local. Tan pronto como salí del aeropuerto estaba rodeado por hinchas del Celtic, que lanzaron insultos y trataron de atacarme. Me gustaría dar las gracias a este genuino partidario del Celtic".