La Policía Nacional detuvo esta madrugada a Filippo Di Pierro, el técnico que se hizo cargo del Eldense cuando el grupo inversor italiano encabezado por Nobile Capuani -quien también fue detenido- entró en el club el pasado enero. A Ambos se les imputa un delito de corrupción entre particulares.

Noticias relacionadas

Di Pierro, conectado a escándalos de apuestas ilegales durante su etapa en Italia, fue el centro de las denuncias tanto del jugador Cheikh Saad como del presidente de la junta gestora del club, David Aguilar, quienes lo acusaban de alinear a determinados jugadores con el fin de amañar partidos.

En cuanto a Capuani, acumula escándalos en las divisiones inferiores del fútbol español desde que el año pasado ostantase el cargo del presidente del Jumilla durante apenas tres meses. Entonces salió del club tras la desaparición de 16.000 euros recaudados en un partido, dejando al club con deudas acumuladas de unos 170.000 euros.

Capuani, durante una rueda de prensa con el Eldense.

Las "alineaciones raras" de Di Pierro

"Teníamos dudas desde hace dos o tres semanas, porque veíamos alineaciones un poco raras, con jugadores que se quedan fuera y otros con los que no se cuenta y que la siguiente eran titulares", declaraba Aguilar en la mañana del lunes, justo después de poner en conocimiento de la Policía el presunto caso de amaños en el Eldense.

Filippo Di Pierro.

Una denuncia que sucedió a la rescisión del contrato que el Eldense tenía con el grupo inversor italiano y la cual hacía referencia a varios partidos del club alicantino en los que pudo haber amaños, como el caso del 3-1 que sufrió el equipo en Cornellà, al que Aguilar ya ha avisado de que pudo ser un resultado amañado y que los jugadores del rival les decían a los del Eldense "que no corrieran más, que no metieran la pierna, porque dejaban de ganar cien euros".