Victoria para Magnus Cort Nielsen en la etapa con final en Ciudad Rodrigo. El ciclista del Education First fue el más rápido en un sprint lanzado por Alejandro Valverde y por el Movistar Team. Sin embargo al murciano le faltaron fuerzas en los metros finales y fue superado por corredores como Nielsen o Primoz Roglic, que entró segundo [Así vivimos la 16ª etapa de La Vuelta 2020].

Noticias relacionadas

El esloveno entró segundo en meta y consiguió coger de nuevo unos segundos de bonificación que le hacen aun más líder de La Vuelta antes de la gran jornada decisiva con final en La Covatilla que pondrá fin a la ronda española. El gran atractivo del día lo pusieron el Burgos BH y Rémi Cavagna, cazado a dos kilómetros de meta. 

La 16ª etapa de La Vuelta 2020 planetaba un exigente recorrido entre Salamanca y Ciudad Rodrigo ascensiones difíciles como la del Portillo y Robledo. Sin embargo, no han sido problema para el líder de la carrera y para su equipo a pesar de los intentos del equipo INEOS y de Movistar, que movieron el arbol sin mucho éxito. Además, destacó la baja de Luis León Sánchez, que dejó la carrera por motivos personales.

El día comenzó con mucha pelea desde la salida y con protagonismo para el equipo Burgos BH, que fue el que más peleó la fuga. Los tres primeros kilómetros tras la salida neutralizada se sucedieron con muchos movimientos en cabeza y con un pelotón tirando con mucho ritmo para evitar que se creara tan rápido la escapada del día. No obstante, un movimiento de Madrazo y Osorio, ambos corredores del equipo burgalés, crearon el primer hueco. Los dos se lanzaron en solitario sin esperar mayores ayudas y abrieron un hueco cercano al minuto y medio. 

Ataca Cavagna

Por detrás, un valiente movimiento de Cavagna atrajo a varios corredores para formar un grupo perseguidor que se lanzó en busca de los dos hombres de cabeza. Tras contactar con ellos, se creó un grupo delantero con seis corredores: Rémi Cavagna (Deceuninck-Quick Step), Robert Stannard (Mitchelton-Scott), Kobe Goossens (Lotto Soudal), Jesus Ezquerra, Ángel Madrazo y Juan Felipe Osorio (Burgos-BH). Juntos consiguieron hacer terreno y empezaron a manejar diferencias de hasta 5 minutos. 

En el pelotón, BORA y UAE ponían el ritmo y marcaban la pauta a seguir mientras corredores como Julen Amezqueta (Caja Rural-Seguros RGA) y Willie Smit (Burgos BH) probaban su aventura en solitario, aunque pasados unos minutos eran cazados nuevo. La carrera entró en sus últimos 100 kilómetros y Osorio perdió contacto con el grupo delantero. Tras acudir al coche de equipo, el ciclista del Burgos-BH no pudo reintegrarse con el resto de los escapados y se vio obligado a descolgarse y dejarse coger por el pelotón en plena ascensión al Alto del Portillo. 

Ya en el descenso del puerto, el equipo INEOS se puso en cabeza y trazó una táctica de dudoso resultado. Intentaron lanzar la carrera desde el frente del pelotón, poniendo riesgo, pero sin obtener un beneficio claro. Los corredores del equipo británico se fueron cortando uno a uno fruto del desgaste hasta que Carapaz se quedó solo al frente con Andrey Amador, su fiel escudero. Quienes sí sufrieron este movimiento fueron los fugados, que llegaron a la ascensión del Alto de Robledo con tan solo dos minutos de ventaja. 

El primero en pasar apuros fue Ezquerra, que no pudo seguir el ritmo de sus compañeros de fuga y se quedó descolgado a falta de 48 kilómetros para la línea de meta. El pelotón siguió acelerando el ritmo y se empezó a acercar peligrosamente a la fuga. En ese momento, Rémi Cavagna tomó la decisión de atacar en solitario y poner rumbo a la meta con su potencia habitual. En primera instancia, se soldó a su rueda Stannard y ambos quedaron en cabeza de carrera como únicos representantes de la fuga. 

En el pelotón, el ritmo se endureció al paso por el puerto de Robledo y la diferencia cayó por completo, quedándose en una pequeña renta de 30 segundos, solo sostenida por el empuje del rodador francés. Una vez coronada la última dificultad del día, quien tomó el mando fue el equipo Movistar, especialmente con Marc Soler y José Joaquín Rojas. Todo el equipo telefónico puso ritmo en la bajada de Robledo hacia la meta de Ciudad Rodrigo y enfiló el pelotón buscando la debilidad de Roglic o desgastar a sus compañeros de equipo de cara al duelo del sábado en La Covatilla. 

Órdago de Cavagna

INEOS lo volvió a intentar en uno de los repechos finales cuando Carapaz se soldó a la rueda de Andrey Amador, pero ni Movistar ni Jumbo pasaron apuros y sofocaron el órdago sin problemas. El pelotón, reagrupado, se lanzó a la caza de Rémi Cavagna, que se había movido a falta de 15 kilómetros para meta y se había lanzado en solitario a por un triunfo heroico. Sin embargo, a falta de tan solo 2 kilómetros, el equipo Movistar que estaba al frente cazó al francés y preparó el sprint. 

Clasificación de la etapa 16 de La Vuelta 2020

Muchos sprinters de primer nivel había caído por la dureza de las ascensiones del día, por lo que reinaba cierta anarquía entre los favoritos a la llegada. El equipo español trabajó a destajo para lanzar a Valverde, que durante unos metros soñó con el triunfo. Sin embargo, el murciano lanzó su ataque demasiado pronto y fue superado a falta de los últimos 150 metros. Finalmente, el triunfo fue para Magnus Cort Nielsen, del Education First. 

Clasificación general de La Vuelta 2020 tras la 16ª etapa

Por detrás, Primoz Roglic aprovechó el desgobierno y se coló entre los llegadores para firmar un meritorio segundo puesto que le permitió añadir seis segundos más a su ventaja al frente de la clasificación general. De esta forma, el líder del Jumbo cuenta con 45 segundos sobre Richard Carapaz y 53 sobre Carthy. 

[Más información: Jasper Philipsen se lleva el triunfo en Puebla de Sanabria contra el viento y la lluvia]