Tadej Pogacar se hizo con el triunfo en el sprint final contra Primoz Roglic en la cima del Grand Colombier. La guerra de eslovenos llegó sin ataques previos durante la ascensión y al duro ritmo del Jumbo-Visma. Mikel Landa no respondió al cambio de ritmo de Sepp Kuss y entró con Enric Mas a 16 segundos del ganador de la etapa. Egan Bernal y Nairo Quintana se quedaron a 10 kilómetros de meta y quedan lejos de la lucha por el podio. [Así vivimos la décimoquinta etapa del Tour de Francia 2020]

Noticias relacionadas

Gracias a las bonificaciones, Pogacar, de 21 años, recortó 4 segundos a Roglic, que tiene ahora una renta de 40 sobre su joven compatriota. El tercero es Rigoberto Urán a 1.34, tras ser noveno en la meta a 18 segundos del ganador, un puesto por encima de 'Superman' López, que perdió 8 segundos y está a 1.45 del liderato.

Les siguen en la general el británico Adam Yates, a 2.03, Porte a 2.13 y los españoles Mikel Landa, séptimo a 2.16, y Enric Mas, octavo a 3.15. Quintana, que se dejó 3.50, cayó a la novena posición a 5.08 del líder, mientras que Bernal, que entró con el rostro desfigurado a 7.20, cayó hasta el puesto 13 a 8.25.

Este lunes será la segunda jornada de descanso de la edición 107 del Tour de Francia a los pies de los Alpes, que los próximos tres días servirán de escenario para la carrera en su recta final hacia París. Los test PCR volverán a ser protagonistas mientras se espera que no haya nuevos positivos que puedan poner en riesgo la continuidad de ningún equipo ciclista en la carrera.

Con la clasificación general dominada por los eslovenos Primoz Roglic y Tadej Pogacar, la carrera afronta un último descanso antes de la traca final, puesto que a las tres jornadas alpinas seguirá otra de transición antes de la contrarreloj definitiva en La Plancha des Belles Filles, en Los VosgosLa recuperación para lo que queda por delante es vital, tras haber superado ya dos tercios de los kilómetros que llevan al podio de los Campos Elíseos.

"Pogacar está más fuerte"

El esloveno Primoz Roglic, maillot amarillo del Tour de Francia, reconoció que buscaba la victoria este domingo en la decimoquinta etapa, pero que su compatriota Tadej Pogacar fue "un poco más fuerte". "Tadej es muy fuerte, mis compañeros han hecho un buen trabajo hoy, pero Tadej ha sido un poco más fuerte en el 'sprint'. Pero ha sido una buena jornada para mi", señaló el líder, que ahora tiene 40 segundos con Pogacar y 1.34 con el colombiano Rigoberto Urán.

Roglic agradeció el trabajo de su equipo, el Jumbo, que impuso un ritmo fuerte en la carrera, lo que impidió que se produjeran ataques en el seno del grupo de favoritos. "Ni siquiera necesito decirles que aceleren, van deprisa siempre, es su forma de correr, han sido un rodillo. En mi equipo todo el mundo hace su trabajo a la perfección, estoy muy contento", señaló.