Problema bastante importante a la par que curioso el que tiene el Barça de baloncesto que ha perdido de forma flagrante el litigio que tenía con su exjugador Joey Dorsey, quien vio como en el año 2017 el club le rescindía su contrato por haber criticado de forma pública a los servicios médicos del club

Noticias relacionadas

Fue a través de su perfil en la red social Instagram y el Barça, como respuesta, decidió prescindir de sus servicios alegando que todas las manifestaciones que se hicieran sobre el club o alguno de sus departamentos debían hacerse de forma pública. Una cláusula presente en su contrato que, a pesar de su existencia, no ha servido para que el Tribunal Supremo le diera la razón a la entidad azulgrana. 

De esta forma, según ha informado SER Cataluña, el Tribunal Supremo ha rechazado el último recurso presentado por parte del Barça contra la sentencia que obligó al club azulgrana a readmitir e indemnizar al pívot después de su despido en el año 2017. Por ello, el Barça está obligado a readmitir en su plantilla al jugador y a indemnizarle con 25.000 euros además de cobrar los sueldos que se le dejaron de pagar desde que fue despedido. Joey Dorsey juega ahora en el Apollon Limasol de Chipre. 

Joey Dorsey en su firma con el Barcelona fcbarcelona.cat

Dorsey aterrizó en Barcelona en el año 2013 procedente del Olympiacos como uno de los grandes fichajes del club para apuntalar su interior debido a su gran fortaleza ofensiva y a su capacidad para intimidar a los rivales. Sin embargo, estuvo tres años fuera con paso por la NBA, en los Houston Rockets, y con una estancia en Turquía, en el Galatasaray, para después regresar en el año 2016 a la disciplina azulgrana. 

Sin embargo, nunca llegó a cuajar en Barcelona y la gota que colmó el vaso de su relación fueron unas críticas que el jugador realizó contra los servicios médicos del club a través de su perfil de Instagram con frases como "el equipo no me dejó frenar para recuperarme y volver a ser el todopoderoso Dorsey". El imponente pívot les culpaba de la lesión que había tenido en los ligamentos del tobillo.

La decisión del Barça

El Barça se tomó muy a pecho esta críticas llegadas desde uno de sus jugadores y abrió un expediente a Dorsey para luego tomar la decisión de prescindir de sus servicios. En dicho expediente se citaban algunas faltas graves como llegar tarde a varios entrenamientos, negarse a someterse a los controles de peso o una salida nocturna hasta altas de la madrugada al Casino de Barcelona en la previa de un partido de Euroliga. 

FC BARCELONA LASSA - OKLAHOMA CITY THUNDER Andreu Dalmau. Agencia EFE

Sin embargo, fueron esos comentarios en sus redes sociales los que hicieron que el Barça tomara la decisión de rescindir de forma unilateral su contrato, hecho que ahora se le ha vuelto en su contra tal y como adelanta SER Cataluña. La entidad que dirige Joan Laporta y que tiene a Juan Carlos como su nuevo manager general está obligada a contratar de nuevo a Joey Dorsey y a darle una importante indemnización. El Tribunal Supremo ha inadmitido en un auto el recurso de los azulgranas contra las sentencias del Tribunal Superior de Cataluña y del juzgado de lo social que declararon nulo el despido por atentar contra la libertad de expresión del jugador.

[Más información: Laporta se carga a Nacho Rodríguez: Juan Carlos Navarro, nuevo manager del Barça de baloncesto]