Lo que podría ser una buena noticia para Kyrie Irving y para los Brooklyn Nets podría convertirse en una ruptura total entre el jugador nacido en Australia, pero con nacionalidad estadounidense y su franquicia. El base está teniendo un inicio de campaña de lo más peculiar y en la directiva del equipo están profundamente cabreados con una situación que, hasta ahora, era más o menos controlada por el jugador. 

Noticias relacionadas

Esa buena noticia que había recibido Irving era la llegada de James Harden a los Nets. Junto a él y a Kevin Durant formaría uno de los 'Big Three' más famosos de la historia y más temidos de la liga. Podría ser una autopista hacia el título o, por lo menos, hacia la pelea con franquicias como Los Ángeles Lakers o Los Ángeles Clippers

Sin embargo, tras la llegada de James Harden, ha sucedido algo que muchos no esperaban. El exjugador de los Houston Rockets lleva fuera de forma todo el principio de temporada. Sus apariciones para partidos y entrenamientos han dejado mucho que desear ya que se le podía ver con una barriga pocas veces vista en un jugador profesional y más en los tiempos que corren. 

James Harden en su debut con los Nets Reuters

Podía parecer que se trata de una forma de pedir su salida de Houston, dejarse de cuidar para no jugar a su máximo nivel. No obstante, eso ha provocado que en su primer partido con los Nets, esos kilos de más que ya lucía Harden se hayan visto con su nueva camiseta. Pero sorprendentemente, su rendimiento ha sido muy bueno y ha formado una conexión letal con Kevin Durant, con quien ya coincidió en los Oklahoma City Thunder hasta que el alero se marchó a los Golden State Warriors

Por ello, muchos ya imaginan cuál puede ser el rendimiento de esta pareja cuando Harden se encuentre en un mejor estado de forma y alcance su nivel óptimo, el cual le ha llevado a ser uno de los mejores jugadores de la liga y uno de los mayores talentos ofensivos de toda la historia de la competición. 

Lo que podría ser un trío de jugadores maravillosos llamados a ser historia, puede estar camino de ser una pareja que no necesite a Irving para triunfar y que dé todo el poder a la franquicia, que ya no necesitará al base para sus objetivos. Podría ser una especie de 'moving' por parte de Harden de forma involuntaria y todo provocado por la espantada con fiesta incluida de Kyrie Irving de la que ni Steve Nash sabe el motivo

Kyrie Irving se ata una zapatilla en un entrenamiento Instagram (kyrieirving)

Perkins lo analiza

Así lo ve el exjugador y ahora analista Kendrick Perkins, que no ha dudado en expresarse sobre la situación que se vive en la franquicia de Nueva York: "Harden y Durant se ven muy bien juntos... Kyrie debería volver ya mismo si no quiere arriesgarse a que Nash le convierta en sexto hombre. Hablo en serio: ¡Que se dé prisa en volver!".

Con este mensaje escrito en su cuenta oficial de Twitter, Perkins anuncia lo que muchos aficionados a los Nets están pensando y es que Irving ya no es indispensable para luchar por el anillo y que ahora está en su mano unirse a esta gran pareja y triunfar o seguir tirando su carrera por la borda. 

[Más información: Irving, el 'terraplanista' que tiene en jaque a la NBA: de odiar a LeBron a sus escándalos en los Nets]