El Valencia Basket anunció este sábado un acuerdo con el alero serbio Nikola Kalinic, que ha firmado un contrato de una campaña tras haber militado las últimas cinco en el Fenerbahce.

Kalinic tiene 28 años, mide 202 centímetros y ha acabado este verano su contrato con el club turco, al que llegó tras estrenarse en la Euroliga con el Estrella Roja y con el que conquistó esta máxima competición del baloncesto europeo en 2017.

El internacional serbio, que al poder jugar de alero y de ala-pívot ocuparía el hueco dejado en la plantilla por Aaron Doornekamp, ha promediado esta campaña siete puntos y dos rebotes en la competición europea.

Kalinic es el cuarto fichaje del Valencia tras la llegada del base islandés Martin Hermannsson, del escolta Klemen Prepelic y del ala-pívot Derrick Williams, que fue compañero del serbio en el Fenerbahce esta última campaña. El club valenciano aún debe incorporar a un interior y también sumará un sexto fichaje en el caso de que se produzca la salida del alero gallego Alberto Abalde.

Noticias relacionadas

El sustituto de Abalde

El jugador taronja, a pesar de que el acuerdo todavía no se ha hecho oficial, ya comunicó a su club que depositaría el importe de su cláusula para salir del equipo valenciano rumbo al Real Madrid. El alero se ha convertido en uno de los jugadores más deseados de toda Europa, ya que equipos como el FC Barcelona y el Olimpia Milan también lo pretenden. 

Por ello, la llegada de un jugador del potencial de Kalinic puede cubrir perfectamente a uno de los líderes de la rotación de Jaume Ponsarnau. Sus cinco temporadas en el gigante turco le hacen un jugador consolidado en Europa, acostumbrado a luchar por títulos importantes y que puede darle a Valencia un salto de calidad y de competitividad muy considerable. 

La relación con Fenerbahçe

Lo cierto es que los movimientos y contrataciones que está cerrando el cuadro valenciano están teniendo un gran valor. Kalinic es ya el segundo jugador que llega procedente de Fenerbahçe y, de alguna forma, podría considerarse el tercero porque Klemen Prepelic a punto estuvo de recalar en el equipo turco este mismo verano. 

Los valencianos se lanzaron al por el escolta esloveno que militó en el Real Madrid. Sin embargo, antes de que firmara con Valencia, Klemen recibió una suculenta oferta por parte de Fenerbahçe que a punto estuvo de convencerle, pero su acuerdo cerrado y su palabra pesara más que la oferta económica para llevare a jugar en la Fuente de San Luís la próxima temporada. 

Valencia sigue apuntalando un equipo de garantías a la falta de que pueda llegar algún fichaje más. Desde la directiva esperan retocar el equipo con un par de llegadas más, especialmente si se termina consumando la salida de Alberto Abalde con rumbo al Real Madrid, algo que parece prácticamente hecho ya que el interés del cuadro merengue es real y, ante la negativa de negociar, el pago de cláusula acercaría considerablemente la operación. 

[Más información: La venganza del Madrid con Valencia Basket por el caso De Colo: 1,5 millones para fichar a Abalde]